•   Maputo, Mozambique  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Bandas de elefantes furiosos están aterrorizando a varios pueblos de Mozambique cerca de la frontera con Zimbabue (sur de África), atacando a la gente, devastando cosechas y sembrando el pánico entre los escolares, denunció este miércoles el diario estatal Noticias.

"Estamos recurriendo a métodos tradicionales para intentar ahuyentar a los animales, pero en vano, porque cuando lo hacemos, estos monstruos solo desaparecen por unos pocos días y cuando regresan no nos dejan en paz", dijo al rotativo un granjero de las inmediaciones, Joseph Maithe. "Parece que regresaran en busca de revancha", agregó.

Los habitantes del pueblo de Mucumbura se quejan de que viven en estado de sitio a causa de los elefantes que dañan sus plantaciones, indica el diario.

Revelan que los niños de la zona viven aterrorizados porque camino a la escuela temen cruzarse con los paquidermos, que recientemente pisotearon a un maestro escolar dejándolo herido.

Según las autoridades, entre las soluciones posibles al conflicto entre humanos y elefantes figura la creación de una reserva en la zona, alejando a los agricultores de las rutas migratorias de los elefantes e instalando agua potable para que la gente no tenga que compartir sus puntos de abastecimiento en agua con los animales.

"El gobierno no puede matar a los animales porque crearía un desequilibrio en el ecosistema", explicó el gobernador provincial Alberto Vaquina.

Buena parte de la fauna de Mozambique quedó diezmada durante la brutal guerra civil que concluyó hace dos décadas tras 16 años de conflicto. En años recientes, el gobierno intentó recomponer las especies afectadas con la esperanza de impulsar el turismo que se había alejado de sus famosas playas.