•   Rangún, Birmania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La opositora birmana y premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi viajará a mediados de junio a Noruega y Gran Bretaña, en su primera salida al extranjero en 24 años, tras permanecer varios lustros bajo arresto domiciliario en su país.

"Prevé ir a Noruega y a Gran Bretaña en junio. También espera visitar otros países", anunció el miércoles a la AFP un portavoz de su partido, la Liga Nacional para la Democracia, Nyan Win.

Desde que la Junta se autodisolvió en marzo de 2011 y transmitió el poder a un gobierno civil que ha multiplicado las reformas, Suu Kyi volvió con éxito al centro de la política nacional.

Fue elegida diputada por primera vez de su carrera en unas históricas elecciones legislativas parciales celebradas a principios de abril.

Durante su viaje al extranjero, la opositora podrá recibir en persona el premio Nobel de la Paz que se le concedió en 1991.

"Dará una conferencia sobre su Nobel en el Ayuntamiento de Oslo", donde cada año se celebra la tradicional ceremonia de entrega del Nobel de la Paz, aseguró este miércoles a la AFP la responsable del Instituto Nobel encargada de celebraciones, Sigrid Langebrekke.

El ministerio noruego de Relaciones Exteriores informó previamente que el domingo el ministro Jonas Gahr Stoere y Aung San Suu Kyi mantuvieron una conversación telefónica sobre esta visita.

Suu Kyi fue premiada con el Nobel de la Paz en 1991, otorgado por el Comité Nobel noruego, "por su lucha no violenta en favor de la democracia y de los derechos humanos". Pero nunca pudo viajar a Oslo para recibir en persona el premio.

Su marido Michael Aris, hoy fallecido, y sus dos hijos recibieron en su nombre la medalla, el diploma y el importe del premio, en una ceremonia oficial en el Ayuntamiento de Oslo en 1991.

La opositora birmana siempre dijo que intentaría realizar a Noruega su primer viaje al extranjero, en señal de reconocimiento.

Este primer viaje podría incluir asimismo una visita a Oxford, donde la Nobel había efectuado parte de sus estudios, precisó Nyan Win.

Un portavoz del ministerio británico de Relaciones Exteriores afirmó no obstante no tener confirmación de su viaje, aunque expresó el deseo de que pudiera hacerlo.

En el curso de una histórica visita a Birmania, la semana pasada, el primer ministro británico había invitado a la "Dama de Rangún" a viajar a Gran Bretaña y a su "bienamada Oxford" en junio.

"Hace dos años, le habría dicho 'gracias por la invitación, pero lo siento' (no puedo ir). Hoy puedo decir 'quizá', es un gran progreso", respondió la "Dama" a Cameron.

Por ahora la opositora no tiene pasaporte. Responsables birmanos precisaron este miércoles a la AFP que ella lo había solicitado, pero que el documento aún no le fue entregado.

Instalada en Gran Bretaña, donde se casó con un profesor universitario británico, Michael Aris, Suu Kyi retornó en abril de 1988 a Birmania para ocuparse de su madre, enferma.

En agosto de 1988, en pleno levantamiento popular, la hija del general Aung San, héroe asesinado de la independencia birmana, pronunció su primer discurso público, que impresionó a sus compatriotas. La represión causaría 3.000 muertos, pero el ícono ya había nacido.

Suu Kyi fue puesta bajo arresto domiciliario al año siguiente. En total, pasó 15 años encerrada, antes de ser liberada en noviembre de 2010. Por temor a no poder nunca retornar a su país, la "Dama" permaneció en Rangún, pese a que en 1999 su marido moría de un cáncer en Gran Bretaña.