•   Puerto Príncipe, Haití  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Haití, Michel Martelly, quien está hospitalizado en Miami (EU) a causa de una embolia pulmonar, experimenta "una buena evolución" y su estado de salud es estable, informó hoy la oficina de Comunicación de la Presidencia en un comunicado.

Martelly viajó el lunes a Miami debido a complicaciones postoperatorias tras una intervención quirúrgica a la que se sometió en el hombro derecho el 5 de abril.

Los médicos confirmaron que sufría una embolia pulmonar (obstrucción de un vaso sanguíneo) y ayer efectuaron nuevas pruebas que pusieron de manifiesto su favorable evolución tras este episodio.

La Presidencia, por otra parte, indicó que Martelly "mantiene un contacto permanente con los miembros de su gabinete y con los del Gobierno para asegurarse de la buena marcha del Ejecutivo y del seguimiento de los asuntos en curso".

"Ahora estoy mejor y me mantengo en contacto con el equipo gubernamental y los miembros de mi gabinete para que todo siga funcionando con normalidad. Sigo trabajando con ellos para la buena marcha del Gobierno. Agradezco al pueblo haitiano su apoyo y le envío un mensaje de paz", declaró Martelly por medio del comunicado.

Una embolia pulmonar es la obstrucción brusca de una arteria del pulmón debido a un coágulo que se forma en un vaso sanguíneo, con frecuencia en la pierna, y se desplaza por el torrente sanguíneo hasta el pulmón.

Tras la operación en el hombro, Martelly permaneció en Miami varios días y el 12 de abril regresó a Puerto Príncipe, donde recibió al presidente de México, Felipe Calderón, de visita en el país antillano durante unas horas.

Su recuperación había sido buena, según el propio mandatario, quien calificó de "éxito" la intervención y dijo que "todo salió bien" en un mensaje enviado a través de Twitter tras la cirugía.

El pasado fin de semana, sin embargo, tuvo que suspender su viaje a Cartagena de Indias (Colombia) para participar en la Cumbre de las Américas y el lunes viajó a Miami, donde permanece.

El cónsul general haitiano en Miami, Francois Guillaume, anunció ayer que el gobernante saldría del hospital, pero la Presidencia no indicó en su comunicado de hoy cuando abandonará el centro médico y se limitó a asegurar que mantendrá a la población informada del estado de salud del jefe del Estado.