•   Kabul, Afganistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los rebeldes talibanes afganos condenaron este jueves las fotos "inhumanas" de soldados norteamericanos posando junto a cadáveres de combatientes insurgentes, algunos de ellos desmembrados, publicadas la víspera por la prensa norteamericana.

La publicación por el diario Los Angeles Times de las fotos tomadas en 2012 creó un nuevo escándalo para las fuerzas occidentales en Afganistán, poco después del caso de los coranes quemados y la matanza de 17 civiles por un soldado norteamericano en el sur.

Los talibanes indicaron en un comunicado que "condenan enérgicamente el acto brutal e inhumano perpetrado por la fuerza invasora norteamericana y sus esclavos incultos".

En febrero de 2010, cuando tropas de la 82a división aerotransportada fueron enviadas a una estación policial en la provincia afgana de Zabol para analizar los restos de un supuesto atacante suicida y tomar huellas digitales, los militares terminaron posando para ser fotografiados, de pie o en cuclillas, junto a los cadáveres, afirma el diario.

Unos meses después, el mismo pelotón concurrió a inspeccionar los restos de tres insurgentes, sobre los que la Policía afgana dijo que se volaron por accidente al manipular explosivos.

En una foto, dos soldados posan sosteniendo las manos de uno de los hombres muertos con el dedo medio levantado.

En otra, un soldado estrecha la mano de un hombre muerto, según el diario estadounidense.