• La Paz, Bolivia |
  • |
  • |
  • AFP

El gobierno boliviano firmó un acuerdo con maestros estatales, para negociar la atención de sus demandas salariales, y los educadores decidieron suspender una huelga de hambre que decenas de ellos mantenían en todo el país desde la semana pasada, informó este jueves un dirigente.

"Hemos firmado un acuerdo y vamos a conformar una comisión para estudiar la aplicación de un salario único, hemos levantado nuestras medidas de presión", dijo a radios locales el dirigente de los maestros, Jorge Valdivieso.

Los maestros de áreas urbanas pedían igualar los montos de sus salarios respecto a los del sector rural, pues argüían que habían diferencias que oscilaban entre el 20% y 50%.

La comisión estudiará cómo se aplicarán en el futuro los reajustes en los ingresos mensuales.

El acuerdo fue rechazado por un grupo radical de la federación de maestros de La Paz, de ideología trotskista, que anunció que las protestas del ayuno voluntario y el "tapiado" continuarán.

"Rechazamos ese acuerdo, porque es el mismo acuerdo firmado en 2010" y que no fue cumplido por el gobierno, dijo por teléfono a la radio privada Erbol la maestra Vilma Plata, quien se encerró el lunes en un ambiente de su sindicato en La Paz.

Anunció que en las próximas horas se reunirán para definir "cómo radicalizamos las protestas".