•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Fiscalía de El Salvador pondrá en marcha en mayo un centro de intervención de telecomunicaciones montado con ayuda de Estados Unidos, que permitirá realizar escuchas telefónicas para combatir al crimen organizado, informó este martes una fuente oficial.

"Se están haciendo las últimas pruebas (técnicas) de enlace con todos los operadores de telefonía y, posteriormente, estaríamos en capacidad de comenzar las intervenciones", aseguró a periodistas el fiscal general Romeo Barahona.

La instalación del Centro de Intervención de las Telecomunicaciones (CITE), comenzó desde 2010 con ayuda de Estados Unidos, que donó 5 millones de dólares en equipo informático de última generación, y en su instalación participaron especialistas del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

El FBI también se encargó de capacitar a un equipo de fiscales y agentes de policía que trabajarán en el CITE en la labor de intervención de telecomunicaciones, añadió el fiscal general.

Para permitir la intervención, el Congreso aprobó en 2010 una ley bajo la cual se regirá el funcionamiento del CITE y los delitos que pueden ser indagados con su ayuda.

La ley permite la intervención a la telefonía celular y fija, mensajes electrónicos en Internet, medios ópticos y electromagnéticos.

Con la intervención a las telecomunicaciones las autoridades buscan hacer frente a delitos como extorsiones, homicidios, secuestros, pornografía, narcotráfico y asociaciones ilícitas, entre otros.

"Ya se tiene en estudio algunos casos en donde podríamos hacer una intervención", sostuvo Barahona, sin entrar en detalle.

El fiscal general añadió que en las próximas semanas la Fiscalía también comprará al menos cuatro vehículos dotados de equipos para hacer intervenciones.

El crimen organizado, sobre todo los narcotraficantes y las pandillas juveniles, convirtieron a Centroamérica en una de las regiones más violentas del mundo, sobre todo a Guatemala, Honduras y El Salvador.

No obstante, desde hace poco más de un mes el índice de homicidios se ha reducido de un promedio de 14 diarios a cinco, luego de que las principales pandillas iniciaran una tregua.