•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos es ahora un país con menos violencia que hace dos décadas, según un informe divulgado hoy por el Instituto para la Economía y la Paz que analizó las
estadísticas de crimen, armas de fuego y población carcelaria.

"Los últimos veinte años han visto una reducción sustancial y sostenida de la violencia directa en Estados Unidos", afirmó el estudio. "La tasa de homicidio ha bajado a la mitad desde 1991, con una reducción de la tasa de crimen violento de 748 a 399 crímenes violentos por cada 100 mil habitantes en este período", agrega.

En su "Índice de paz", el informe colocó como primero al estado de Maine mientras que Louisiana quedó a la cola como el estado con más violencia.

La comunidad más pacífica del país resultó ser la de Cambridge-Newton-Framingham, en el estado de Massachusetts, en tanto que Detroit-Livornia-Dearborn (Michigan) aparece como la más violenta.

"Las tasas de homicidio en todo el país bajaron un 3,78 por ciento desde el año pasado", declaró el fundador del instituto, Steve Killelea. "Los crímenes violentos han bajado en alrededor del 6 por ciento y el número de personas en las prisiones locales ha bajado en 0,6 por ciento".

Killelea sostuvo que si todos los estados tuviesen los índices de delincuencia que se registran en Maine, el país se ahorraría unos 270 mil millones de dólares anuales en gastos de policía, enjuiciamientos y cárceles.

"La contención de la violencia" le cuesta al país 460 mil millones de dólares anuales, o 3.217 dólares por contribuyente de impuestos, según el instituto.

"Lo que esta investigación muestra es que Estados Unidos es un sitio mucho más tranquilo y seguro que lo percibido por el ciudadano común", opinó Killelea. "La gente tiene más miedo que lo necesario".

"Los medios tienen un papel en la creación de esta imagen de un país violento", añadió. "La única gran noticia es la noticia mala, y la violencia vende".