•   Cijeruk, Indonesia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los equipos de rescate indicaron la mañana del sábado que habían comenzado a extraer los restos de los pasajeros de lo que queda del avión Sukhoi que se estrelló el miércoles, en Indonesia, con unas 50 personas a bordo.

Seis bolsas mortuorias fueron helitransportadas temprano desde donde yace el Superjet 100 y trasladadas al aeropuerto de Halim, en Yakarta, dijo a la AFP un funcionario de los servicios de socorro en la base de Cijeruk, cerca de donde se estrelló la nave rusa.

Un periodista señaló que un helicóptero había aterrizado en el aeropuerto de Halim y que dos bolsas mortuorias fueron descargadas y colocadas en una ambulancia, que las llevó al hospital Kramat Jati de Yakarta, donde las familias deben recibir los despojos. Otras cuatro bolsas mortuorias estaban en camino, según los servicios.

En total, "16 bolsas mortuorias han sido recogidas" en el lugar del accidente, 12 el viernes y cuatro la mañana del sábado, precisó Sonny Widjaja, responsables militar local en la base de Cijeruk.

"No hemos encontrado hasta el momento ningún sobreviviente", agregó.

En el hospital-morgue, o en el aeropuerto de Halim, miembros de las familias y amigos de las víctimas, que esperaban desde hace tres días noticias de sus parientes y allegados, rompieron en llanto. Una mujer se desmayó ante la visión de bolsas mortuorias.

La evacuación de los restos de la víctimas de la catástrofe tomará varios días, según los socorristas, ya que su trabajo se ve complicado por la naturaleza del campo: el avión se estrelló en una ladera del Monte Salak, un volcán inactivo que culmina a 2.211 metros y que está situado a unos 80 km de Yakarta.