•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las madres hondureñas celebrarán mañana su día entre la pobreza y la inseguridad ya que, según el estatal Comisionado de los Derechos Humanos, en 2011 el país registró una tasa anual de homicidios de 86,5 por cada 100.000 habitantes.

Un informe del mismo organismo indica que la violencia en Honduras dejó 46.450 muertos entre 2000 y 2011, de las cuales 12.838 se registraron en los primeros 23 meses del Gobierno que preside Porfirio Lobo.

Diversas instituciones calculan que el 80 % de los hondureños son pobres, y que su situación se ve agravada por la falta de empleos, los bajos salarios y la ola de violencia que se vive en el país centroamericano, marcado por la miseria.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en Honduras, con 8,2 millones de habitantes, el 32,89 % de los hogares son liderados por una mujer, en su mayoría madres solteras, que hacen grandes sacrificios para alimentar y educar a sus hijos.

Cifras de la Secretaría de Salud registran que el 30 % de la población de mujeres embarazadas en Honduras son menores de 18 años.

Un reciente estudio de la Fiscalía Especial de la Niñez hondureña indica que el 50 % de los embarazos en menores tienen su origen en violaciones. En muchos casos, los violadores de las menores de edad son sus familiares.

El Día de la Madre en Honduras, que se celebra el segundo domingo de mayo, fue establecido en 1927 por el Parlamento del país centroamericano.

La ocasión también representa un buen movimiento comercial por los regalos de todo tipo, que van desde ramos de flores, serenatas, tarjetas de felicitación, invitaciones a comer en restaurantes y festejos diversos.

Los hondureños también visitan los cementerios en esta ocasión para recordar a las madres que ya fallecieron.

En instituciones públicas y privadas, así como centros de educación escolar y media, también se escoge a la "Madre del año".