•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El frío también cobró la vida de víctimas, especialmente niños, durante la guerra interna que vivió Guatemala entre 1960 y 1996, según un informe de la Fundación de Antropología Forense (FAFG) divulgado este sábado.

De acuerdo con el subdirector la FAFG, José Suasnavar, las muertes por "inanición o frío de víctimas indígenas, especialmente niños, ocurrieron cuando familias enteras huyeron a las montañas para tratar de escapar de la represión militar".

El informe de la FAFG fue publicado este sábado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en su página electrónica, en el marco de la entrega del premio Alba/Puffin, que este domingo recibirá en Nueva York Freddy Peccerelli, director de la fundación antropológica.

"Esta es una parte, de las más tristes que yo he oído en los testimonios, que son las personas que vivían en las CPR (Comunidades de Población en Resistencia) que iban tratando de huir de las áreas en conflicto, y ahí hay muchas personas que murieron de inanición o de frío", sostiene Suasnavar, según el informe.

El área a la que se refiere el antropólogo es la de Ixil, en el departamento de Quiché, que fue el más golpeado durante la guerra que desangró a Guatemala entre 1960-1996 y que se cobró unas 250.000 víctimas, entre muertos y desaparecidos.

Suasnavar dice que, según las investigaciones realizadas, las víctimas que fallecieron por inanición o frío al tratar de escapar del ejército podrían oscilar en un número de entre 500 y 600, la mayoría niños.

"Se fueron creando pequeños cementerios, pero sin el registro de las personas, y los familiares saben que ahí quedaron enterradas. Estaban alejados de la salud, de los alimentos, se fueron muriendo poco a poco, y esto también es una de las secciones que se mencionan dentro del genocidio", afirmó.

"Hay muchísima gente que murió de esa manera, y nosotros estamos trabajando en eso", comenta el antropólogo.

Junto a Peccerelli recibirá el premio Kate Doyle, analista experta en Política de Estados Unidos hacia América Latina en el National Security Archive.

La guerra interna que vivió Guatemala durante 36 años concluyó con la firma de los acuerdos de paz entre el gobierno y la ex guerrilla el 29 de diciembre de 1996.