•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una mujer de 46 años, originaria de Perú, fue detenida hoy en Santiago, un día después de sustraer desde la maternidad de un hospital a una bebé recién nacida, justo cuando en Chile se celebraba el Día de la Madre, informaron fuentes judiciales.

La mujer fue detenida en su domicilio, del sector santiaguino de Quinta Normal, tras ser denunciada por sus vecinos, a quienes les llamó la atención verla con la bebé, mientras los medios de comunicación daban profusa cuenta de la sustracción.

Según los vecinos, Lupe les había contado hace algunas semanas que estaba embarazada, pero que de pronto apareciera con la bebé cuando radios y canales de televisión daban cuenta del robo de la recién nacida les hizo entrar en sospechas.

Las cámaras de seguridad del hospital San Borja Arriarán, situado en el área céntrica de la capital chilena, captaron cuando la mujer, disfrazada de enfermera, se dirigía hacia la salida del establecimiento con la bebé en brazos, la tarde del domingo.

La bebé, de nombre Constanza, fue devuelta hoy a su madre en el mismo hospital, en perfectas condiciones de salud, según las autoridades del nosocomio.

Según la Policía, la detenida, Lupe Carbonell Cisners, que tiene residencia legal en Chile desde hace cinco años, padece de trastornos psicológicos que la llevaron a cometer la sustracción de la bebé, a la que atendió como si fuera su propia hija mientras la mantuvo a su lado.

Hace un mes, una hija de 20 años de Carbonell dio a luz un bebé en la misma maternidad, circunstancia que le permitió conocer el establecimiento lo suficiente para llevarse después a la recién nacida.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que la mujer será puesta este mismo lunes a disposición de la Justicia por el delito de sustracción de un menor de edad.