•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ex senadora colombiana Pieda Córdoba, cuya presencia pidió la guerrilla FARC para entregar al periodista francés Romeo Langlois, se mostró dispuesta a participar en esa misión, aunque espera una reacción del gobierno de Juan Manuel Santos para que pueda cumplirse.

"No me puedo negar a una acción humanitaria. Esperemos a ver qué dice el gobierno", declaró Córdoba al ser interrogada este lunes por periodistas.

Langlois, de 35 años y quien realizaba un reportaje para la televisora France 24, se encuentra en poder de las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia desde el pasado 28 de abril.

Este domingo, las FARC anunciaron en un comunicado su intención de entregarlo a una misión integrada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Piedad Córdoba y un delegado del nuevo presidente francés, François Hollande.

Desde 2008, Córdoba, quien dirige el colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz, ha mediado en la liberación de 30 rehenes de las FARC, entre políticos, policías y militares.

En esos operativos, en los que también ha participado el CICR, se han utilizado helicópteros suministrados por otros países y se ha acordado un despeje militar en la zona de entrega.

Sobre ello, Córdoba comentó que "si todo se da como han sido las anteriores liberaciones, es imposible que (la entrega de Langlois) sea mañana".

El periodista quedó en poder de las FARC tras encontrarse en medio de un combate entre guerrilleros y una patrulla militar con la que se desplazaba en la región de Caquetá (sur).

Durante el fuego cruzado, Langlois fue herido en el brazo izquierdo, según testimonios de soldados que le acompañaban, por lo que la Cruz Roja ha instado a que se acelere su entrega. "Insistimos en que este proceso sea lo más pronto y lo más rápido posible", dijo este lunes Daniel Muñoz, delegado del CICR en Caquetá.

Según el CICR, el proceso para el regreso de Langlois sería mucho más rápido si se realiza por vía fluvial o terrestre, en vez de utilizar helicópteros.