•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El anuncio de la guerrilla de las FARC de que dejará libre al periodista francés Roméo Langlois, en su poder desde el pasado 28 de abril, avivó este lunes las esperanzas de un final feliz, aunque los analistas se mostraron prudentes sobre la prontitud de su retorno a casa.

Tras el anuncio de las FARC en un comunicado al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), este organismo expresó su marcado "optimismo" por la liberación de Langlois, aunque exhortó a la guerrilla para que sea lo más pronto posible.

"Nosotros insistimos en que este proceso sea lo mas pronto y lo más rápido posible", declaró a la AFP Daniel Muñoz, delegado del CICR en el departamento (provincia) de Caquetá (sur), región selvática donde Langlois quedó en poder de las FARC el 28 de abril.

Y destacó que como lo han expresado las FARC desde un primer momento, la situación del periodista "no se tiene que alargar", y si se tiene en cuenta que se encuentra herido, "debe ser devuelto y entregado a su familia lo antes posible".

Langlois, de 35 años y corresponsal de la cadena televisiva France 24, se encontraba realizando un reportaje sobre operaciones antinarcóticos del Ejército, cuando la patrulla con la que se movilizaba fue atacada por miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas).

El periodista se despojó de su chaleco antibalas y del casco que lo protegía, y se entregó a los rebeldes argumentando su condición de civil, según informó el ministerio de Defensa.

Para facilitar una rápida liberación del corresponsal, Muñoz puso énfasis en que ese organismo no ha solicitado una prueba de vida, ya que con base en la información pública y aquella que se ha recibido directamente, está convencido de que Langlois se encuentra en manos de las FARC.

Además, destacó que la liberación del periodista sería más rápida si su entrega se realiza por vía fluvial o terrestre, en lugar de utilizar helicópteros, como se ha hecho con anterioridad para la entrega de varios uniformados en poder de las FARC.

En el mensaje al CICR, divulgado el domingo, el Secretariado (dirigencia de las FARC) señaló que Langlois sería entregado a una misión integrada por un delegado del presidente electo de Francia, François Hollande, la ex senadora Piedad Córdoba y un representante del organismo humanitario.

A través de misiones humanitarias, el CICR y Piedad Córdoba, quien lidera el movimiento civil Colombianos y Colombianas por la Paz, han facilitado la liberación unilateral de 30 rehenes en manos de las FARC desde 2008.

Desde que las FARC se llevaron consigo al corresponsal francés en una zona rural de Caquetá, conocida como Unión Peneya, las autoridades colombianas suspendieron las operaciones militares ofensivas para evitar poner en peligro la vida de Langlois.

Ariel Avila, de la ONG Nuevo Arcoiris, que estudia el conflicto colombiano, recordó que "las FARC no reaccionan a la prensa. Tienen su propio tiempo y actúan con calma", en declarciones a la AFP.

Fundadas en 1964, las FARC, con unas 9.200 personas en armas, según el ministerio de Defensa, se han replegado principalmente a zonas selváticas y montañosas del territorio. En febrero pasado, en un comunicado, el Secretariado anunció su decisión de renunciar al secuestro extorsivo de civiles.

Según expertos, la retención del periodista francés, que las FARC han calificado en anteriores comunicados de 'prisionero de guerra', ha suscitado un debate en el seno de la organización rebelde.

En París, mientras tanto, el ministerio francés de Relaciones Exteriores rehusó este lunes comentar el anuncio de la posible liberación de Langlois.

"Estamos informados de las últimas declaraciones de las FARC", pero "no deseamos comentarlas, ya que la discreción es nuestra regla de conducta permanente", declaró el portavoz del ministerio, Bernard Valero.