•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Argentina se expone a “serias consecuencias” si no paga tras la expropiación de las acciones de la petrolera YPF, controladas por el grupo español Repsol, dijo este lunes el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo.

“No discuto la capacidad o posibilidad de Argentina de abogar por la soberanía energética. Me parece un error en el siglo XXI pero están en su derecho”, dijo ayer el canciller español en Bruselas, un día antes de partir a Brasil, donde según la prensa española busca apoyos en momentos de alta tensión con Buenos Aires.

“Tampoco discuto la expropiación si se hace siguiendo el procedimiento establecido en la ley, (...) con una tasación independiente por un órgano independiente. Ahora si expropian, tienen que pagar, y si no, se exponen a serias consecuencias”, señaló.

“El Banco Mundial ya ha dicho que está considerando que si un país incumple, se le corte la financiación”, señaló. “Y el Senado de Estados Unidos se ha propuesto considerar la expulsión de Argentina del G20 como consecuencia de lo que ha hecho a Repsol”, añadió.

El viaje de Margallo a Brasil ocurre poco después de que la Unión Europea, UE, anunciara que tomará “pronto” represalias contra Argentina, e instara a Brasil a dar el ejemplo “elevando el tono” contra el gobierno de Cristina Kirchner, tras la expropiación de Repsol.

Argentina no cumple “reglas del juego”
Al ser interrogado sobre la posibilidad de debatir con el gobierno de Dilma Rousseff la posibilidad de excluir a Argentina en un acuerdo de asociación entre la UE y el Mercosur, Margallo recordó que “Brasil sabe lo que tiene que hacer”.

Y también aclaró que “para hacer un acuerdo de asociación que luego tiene que estar ratificado por el parlamento europeo y los parlamentos nacionales europeos, hay que cumplir con las reglas del juego y es evidente que en este momento Argentina no parece cumplirlas”, dijo.

“Ni en el terreno comercial, por eso tiene las quejas de la Organización Mundial del Comercio, ni en materia de inversiones”, señaló.

La decisión de la presidenta Kirchner “hace daño a una empresa española pero también a la economía argentina; y lo que hay que buscar es una solución que evite esos daños”, subrayó el jefe de la diplomacia española.

“Me preocupa mucho España, pero me preocupa enormemente Argentina con la que siempre hemos tenido una relación muy estrecha”, remató.

La visita del canciller español a Brasilia, Rio de Janeiro y Sao Paulo se inscribe en la búsqueda de España de dinamizar sus relaciones con Brasil, potencia emergente de América Latina, y preparar la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, prevista en noviembre.

Además de García-Margallo, ya están planificadas visitas a Brasil del presidente del gobierno conservador, Mariano Rajoy, para la Cumbre de la ONU Río+20 en junio, y del rey Juan Carlos.