•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Al menos 12 campesinos hondureños, pobladores de una zona fronteriza con El Salvador, iniciaron una huelga de hambre indefinida frente al Congreso en la capital con el fin de reclamar ayuda del gobierno de Porfirio Lobo para solventar sus necesidades de desarrollo.

Los manifestantes, que se instalaron la noche del lunes en la parte baja del Congreso hondureño, son vecinos de Nahuaterique, una zona que en 1992 la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya definió como territorio de Honduras.

Argumentan que la mayoría de niños en edad escolar deben cruzar hacia El Salvador para cursar estudios y buscar asistencia médica cuando lo requieren.

"¿Por qué nuestros hijos tienen que trasladarse a El Salvador a recibir sus estudios?", "¿Por qué tenemos como alternativa viable trasladar a nuestros enfermos a El Salvador en busca de asistencia médica?", "¿Por qué tenemos que continuar con el olvido y el abandono gubernamental?", cuestionan en sus pancartas.

José Argueta, de 33 años, dijo a la AFP que el objetivo de la protesta es pedir a la directiva del Congreso que los "atienda para poder exigir la creación de un nuevo municipio, el municipio de Nahuaterique, para poder tener apoyo gubernamental".

Recordó que el fallo de la CIJ definió una disputa de 432 km entre Honduras y El Salvador, de los cuales el 60% reconoció como territorio hondureño, incluyendo Nahuaterique.

"En casi 20 años no hemos tenido ayuda gubernamental y estamos pidiendo la legalización de las tierras y también apoyo para proyectos de carreteras, que están en mal estado", lamentó Argueta, además de denunciar la "mala educación y salud".

Denunció que los pobladores carecen de autoridades por lo que son constantes los hechos de violencia.

Argueta dijo que en el último censo del 2004 Nahuaterique apareció con 6.500 pobladores, 95% hondureños y el resto salvadoreños.