•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos señaló este martes que no puede aceptar un reclamo para devolver una niña guatemalteca ilegalmente entregada en adopción a una pareja estadounidense en 2006, porque para ese entonces Guatemala no había firmado la Convención de La Haya sobre secuestros.

"No podemos aceptar casos bajo la Convención de La Haya si el tratado no fue ratificado en el momento en que se produjo el supuesto secuestro", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Un juzgado guatemalteco ordenó en agosto de 2011 repatriar a la niña Anyelí Liseth Hernández Rodríguez, para lo que pedía a la cancillería que coordinadora con la embajada estadounidense la localización de la menor y la devolución a su madre, Loyda Rodríguez.

Anyelí Hernández, actualmente de 7 años, fue raptada en noviembre de 2006 y posteriormente entregada en adopción de forma ilegal a la pareja estadounidense.

La Convención de La Haya sobre sustracción internacional de menores fue ratificada por el Congreso guatemalteco en 2007 y entró en vigor el 1 de enero de 2008.

Nuland dijo que el "escenario apropiado" para debatir este caso son las cortes estadounidenses.

"Ellas son los órganos competentes para sostener audiencias sobre los méritos y los mejores intereses para la niña", dijo Nuland.

Washington sigue comprometido con adopciones "éticas y transparentes", dijo la portavoz.

"Obviamente nos preocupan profundamente las acusaciones de niños robados y de adopciones internacionales cada vez que estos casos aparecen", señaló.

Las autoridades guatemaltecas ya enjuiciaron a tres personas por el secuestro y la entrega en adopción de Anyelí Hernández.

Hasta 2008, cuando entró en vigor una nueva ley, las adopciones eran un negocio que generaba en Guatemala unos 200 millones de dólares al año, producto de unas 5.000 adopciones ilegales, el 95% a parejas estadounidenses.