•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, se mostró a favor de mejorar las relaciones entre la Comisión Interamericano de Derechos Humanos y los estados democráticos de la región, informó hoy el ministerio peruano de Justicia.

Según una nota de prensa del despacho ministerial, Insulza se refirió a este tema durante una reunión que tuvo con el ministro peruano de Justicia y Derechos Humanos, Juan Jiménez.

Insulza comentó, tras ese encuentro, que se deben "introducir modificaciones" a los procesos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH).

Añadió que, a diferencia de otros tiempos, en la actualidad "los países y estados no son antagonistas de la Comisión".

El secretario general de la OEA también opinó sobre un planteamiento que ha hecho Perú para que se mejore la actuación del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y se mostró a favor de los mecanismos de solución amistosa entre los estados y la CIDH.

El ministro Jiménez presentó en febrero pasado una serie de observaciones al funcionamiento de la CIDH, ya que consideró que la actual estructura del sistema no trata con equidad a los estados que han recuperado la democracia.

Añadió que se debe tener en cuenta que el respeto a los derechos humanos es una política de Estado y que se hacen esfuerzos para compensar a las personas que en el pasado fueron víctimas de violaciones de derechos humanos.

El Gobierno peruano manifestó sus críticas a la Corte-IDH luego de que este tribunal ordenara investigar y procesar a los responsables de las presuntas ejecuciones extrajudiciales de tres terroristas después del rescate, en 1997, de los rehenes en la residencia del embajador japonés en Lima.

Insulza admitió hoy que las estadísticas revelan que los países con más casos ante la CIDH no son los que cometen más violaciones a los derechos humanos, "sino aquellos donde las ONG saben usar mejor el sistema".

"Debe haber un diálogo. En la medida que cada país desarrolle su propio sistema de derechos humanos, ello debería aliviar sustantivamente el trabajo de la CIDH y la Corte IDH", acotó.

El secretario general de la OEA también saludó la creación en Perú del Viceministerio de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia y consideró que esa medida demuestra la voluntad del Gobierno del presidente Ollanta Humala de convertir el tema de los derechos humanos en una política de Estado.

"Sé que el Gobierno está buscando dar verdaderamente reparaciones a las muchas víctimas (de la violencia terrorista). En la medida que el sistema interno funcione, y el presidente Humala está dedicado a ello, los problemas con la CIDH deberían desaparecer", concluyó.

El secretario general de la OEA llegó a Lima el lunes para participar en la XLVII Cátedra de las Américas y recibir un doctorado honoris causa otorgado por la Universidad San Martín de Porres.