•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una planta de gas natural fue ocupada por unas 40 personas que amenazan con cerrar válvulas, en el marco de un conflicto político en una alcaldía de un poblado de la región boliviana de Santa Cruz (este del país), informó este miércoles la estatal petrolera YPFB.

A raíz de la ocupación de la planta Caranda "por precaución y seguridad debemos de disminuir la producción de los pozos en este campo e inclusive llevarlos a los niveles más bajos para evitar riesgos o problemas", según Carlos Villegas, presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB).

La toma de la planta de procesamiento de gas es ajena a la actividad de YPFB y obedece a un conflicto por la alcaldía de Buenavista por parte de oficialistas y opositores que intentan ocupar ese cargo municipal, según reportes de radios locales.

"Es una medida de presión que realizan las comunidades para obtener las demandas que tienen", corroboró el presidente de la estatal petrolera.

Unos cien policías resguardan las instalaciones de la planta en previsión de mayores conflictos o riesgos, como el cierre de válvulas, dijo un reporte de YPFB.

El campo Caranda procesa unos 13 millones de pies cúbicos diarios de gas natural para abastecer el mercado interno y parcialmente se orienta a ductos que alimentan las exportaciones a Brasil.