•   Los Ángeles, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La hija de Adilia Rodríguez, una nicaragüense de 87 años que murió en Los Ángeles, EU, anunció hoy que demandó a una funeraria y cementerio de esta ciudad por haber confundido el cadáver de su madre con el de otra persona.

Según explicó Marielena Covarrubias al diario Los Angeles Times, la Funeraria y Parque Cementerio Rose Hill de Los Ángeles confundió el cadáver de su madre con el de otra persona, y lo enterró en la ciudad de Whittier.

De acuerdo con la querella, que busca compensación por los daños emocionales y económicos, personal de la funeraria -que hasta el momento no se ha manifestado sobre el caso- vistió a la señora Rodríguez con el traje equivocado, la colocó para que la velaran personas que no eran su familia y la enterró en California.

La señora Rodríguez, años antes de su muerte (hace nueve meses) y en pleno uso de sus facultades mentales, había estipulado claramente que deseaba ser enterrada en una bóveda en el cementerio de su pueblo natal en Nicaragua, como se acostumbra allí.

El supuesto cadáver de la señora Rodríguez fue velado en un ataúd cerrado, como ella misma había establecido, por lo cual en ese momento no se supo del error.

Luego de descubrirse la equivocación, la familia de Rodríguez exhumó su cuerpo y lo trasladó a Nicaragua, enterrándolo allí para cumplir sus últimos deseos.