•   Playa del Carmen, México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El mundo cerrará 2012 con más de 1.000 millones de turistas, una cifra histórica que muestra no sólo la fortaleza del sector, sino el impulso que puede darle a la economía en época de crisis, sostuvieron este jueves autoridades y empresarios del sector reunidos en México.

"No se trata sólo de un aumento en la cifra de turistas, sino de lo que ello significa en la creación de empleos, inversiones y desarrollo e impulso a la economía", dijo el jordano Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), durante una reunión de ministros del G20 con empresarios del sector en Playa del Carmen (este de México).

Según las cifras que maneja la OMT, una serie de medidas sencillas como la reducción en los trámites de visas, las políticas de cielos abiertos y simplificar la multiplicidad de impuestos que afectan al sector, generarían 5,1 millones de nuevos empleos y 112 millones de nuevos turistas tan sólo en los países del G20, compuesto por las mayores economías del planeta.

"No se necesita invertir tanto dinero y la lógica es muy sencilla: muchos gobiernos han gastado en promover sus destinos turísticos, pero gastan aún más dinero en evitar que las personas crucen sus fronteras", señaló Rifai.

La OMT y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus iniciales en inglés), estiman posible que la cifra de 1.000 millones de turistas internacionales anuales que por primera vez se superara este año se mantenga en crecimiento sostenido, incluso pese a la crisis en las economías desarrolladas como las europeas.

"Estamos viendo el potencial de los mercados emergentes como China, Brasil e India, que están aportando un caudal importante de nuevos viajeros", señaló David Scowsill, presidente del WTTC, que reúne a los empresarios del sector.

Los cálculos optimistas esperan incluso que la cifra de turistas se pueda doblar en los próximos 20 años.

"Nuestro mensaje es claro a los gobiernos: el turismo puede generar potencialmente más empleos que muchos sectores hacia los cuales se han dirigido los apoyos estatales recientemente", enfatizó Scowsill.

De acuerdo con un estudio del WTTC, el sector turístico genera ya más empleos que la producción de automóviles y los servicios financieros, la química e incluso la producción minera.

En los países de América Latina los indicadores son particularmente significativos: en Brasil y México, por ejemplo, el empleo que genera el turismo duplica al de sectores industriales como la producción de automóviles.

Al mismo tiempo los ingresos que dejan los turistas superan hasta en cuatro veces lo que genera la exportación de vehículos en esos dos países, que son los principales productores de la región.

"No estamos disputando los recursos que se entregaron a esos sectores, señalamos una tendencia: el turismo es un potencial generador de empleos por encima de otros sectores", puntualizó Scowsill.

Pero los beneficios del turismo implican también la necesidad de desarrollar inversión en infraestructuras hasta por 800.000 millones de dólares en todo el mundo en la próxima década, particularmente en carreteras, terminales aéreas y puertos, además de hotelería e impulso a las aerolíneas, según el WTTC.

"Buena parte del desarrollo de esa infraestructura la puede hacer el sector privado, dejando a los gobiernos que se ocupen de otros temas prioritarios", señaló en la reunión el empresario mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del planeta, según la revista Forbes.

Slim, una de cuyas vertientes es el negocio de la hotelería y los restaurantes, señaló que previsiblemente el turismo crecerá con la incorporación de nuevos sectores de clases medias con poder adquisitivo en los países emergentes.

"Cada vez va a haber más gente con interés de viajar y con dinero para hacerlo, aunque no necesariamente turismo de lujo", señaló.