•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lamentó hoy la muerte de Donna Summer, la "reina de la música disco", que pasará a la historia por su "inolvidable" voz.

"La industria de la música ha perdido a una leyenda demasiado pronto", señaló Obama en un comunicado.

Obama y su esposa, Michelle, se sumaron a las condolencias por la muerte de la cantante, que falleció a los 63 años víctima de un cáncer.

"Donna fue realmente la 'Reina del Disco'", señaló el presidente, que se mostró "apenado" por la muerte de la cantante de éxitos como "Last Dance" o "Bad Girls".

"Su voz fue inolvidable", aseguró el mandatario que se solidarizó con su familia y sus seguidores.