•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los presos de la cárcel La Planta de Caracas seguían este viernes desalojando el penal, que el gobierno ordenó clausurar, en un proceso que se prevé concluirá en la jornada y durante el cual se inició el decomiso de armas tras un violento motín el jueves, informaron las autoridades.

"Van trasladados 300 (presos a otras prisiones) y hay otros que han salido en libertad, tengo entendido que seis, dos de anoche y cuatro de este momento", dijo la ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, a la prensa oficial en las afueras de La Planta.

"Estimo que al ritmo que llevamos ahorita el día de hoy (viernes) podíamos terminar (el desalojo), el operativo es constante", agregó la responsable, explicando que del total de trasladados, 106 fueron enviados en la mañana de este viernes a otras prisiones donde hay "condiciones dignas" para atenderlos.

La noche del jueves, un grupo de 130 reos que se negaban a desalojar La Planta empezaron a rendirse tras haber protagonizado intensos tiroteos durante la jornada obligando al gobierno a desplegar fuerzas del orden.

Varela indicó que durante el operativo se están decomisando armas a los reos, quienes además "no pueden llevar celulares" ni ninguna otra pertenencia para ser trasladados. "Eso no se negocia, las armas son del Estado y nosotros estamos aquí para poner orden", expresó.

Según la ministra, los reos obtienen armas y drogas a través de las "mafias" que han operado durante años en las prisiones debido a la "corrupción en su interior", que el gobierno pretende "combatir".

Varela admitió la existencia de "heridos" en el interior del penal y no descartó que haya fallecidos, pero no ofreció cifras concretas.

Hace tres semanas estalló la crisis en La Planta -ubicada en una zona residencial del oeste de Caracas-, donde presos armados se rebelaron contra las autoridades en rechazo a los planes de traslado. En uno de los tiroteos la semana pasada, un vecino falleció en su casa al ser alcanzado por una bala.

Según la ONG Una Ventana a la Libertad, en La Planta hay unos 1.600 presos, pese a que tiene una capacidad para 350 reclusos.

Las prisiones venezolanas, donde según organizaciones humanitarias mueren unos 300 reos al año como consecuencia de la violencia, sufren también un gran hacinamiento. Según el gobierno, actualmente hay casi 50.000 reclusos pero la infraestructura carcelaria sólo tiene capacidad para unos 14.000.