•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, levantó este viernes el estado de sitio que decretó el 1 de mayo en el municipio indígena de Santa Cruz Barillas, donde ocurrieron violentos disturbios por el asesinato de un líder local.

"Después de los análisis que hemos venido haciendo y el último que hicimos el día de ayer (jueves), hoy por la mañana nos llevó a tomar la decisión de levantar el estado de sitio en Santa Cruz Barillas", 415 km al noroeste de la capital, dijo Pérez a periodistas.

"Se logró retomar la gobernabilidad en el municipio y en los días en que estuvieron las fuerzas de seguridad se cumplieron con los objetivos que nos habíamos trazado", dijo el mandatario al referirse a la detención de sospechosos y las investigaciones del hecho.

El ministro de Gobernación, Mauricio López, informó que la medida implica el retiro de los militares y los policías enviados al lugar.

Organizaciones indígenas, campesinas, humanitarias y la Iglesia Católica presionaron para que el gobierno suspendiera la medida que debía concluir el 31 de mayo, al considerar que contravenía el estado de derecho.

Los violentos disturbios se iniciaron tras la muerte de un dirigente campesino supuestamente a manos de agentes de seguridad de una empresa de capital español, que construye una hidroeléctrica en el municipio.

Los vecinos causaron destrozos en comercios, destruyeron el edificio municipal y atacaron a soldados en un cuartel del poblado, de donde robaron armas.