•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los detalles finales para la operación de entrega del periodista francés Roméo Langlois, secuestrado hace un mes por las FARC, serán alistados con la presencia del delegado personal del presidente galo, François Hollande, dijo hoy el embajador del país europeo en Bogotá, Pierre-Jean Vandoorne.

El diplomático dijo que el delegado de Hollande, cuya identidad no ha sido revelada, llegará esta misma tarde a la capital colombiana para completar la comisión exigida por los guerrilleros para la puesta en libertad de Langlois, el miércoles próximo.

El enviado de Hollande "estará en Bogotá hoy mismo", apuntó Vandoorne en declaraciones a la cadena Caracol Radio, y agregó que de inmediato pasará a una reunión final con las otras dos partes en el equipo humanitario.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) exigieron para la entrega de Langlois una comisión conformada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), un delegado personal del presidente francés y la exsenadora Piedad Córdoba.

La reunión de la comisión tripartita será "para ver juntos los últimos detalles" de la operación, señaló el embajador francés.

La operación entró en su etapa definitiva este domingo tras el anuncio de las FARC, en un comunicado difundido por su sitio en internet, de que habían fijado el día 30 de mayo como fecha para poner en libertad al periodista.

"Ya tenemos un protocolo de seguridad y coordinación", agregó el diplomático, quien el domingo se reunió para ello con el jefe de la delegación en Colombia del CICR, Jordi Raich, y el viceministro colombiano de Defensa, Jorge Enrique Bedoya.

Según el protocolo, las FARC deberán informar a más tardar a las 13.00 hora local del martes (18.00 GMT) el área general en la que entregarán a Langlois.

Es una información básica para que las fuerzas de seguridad suspendan, cinco horas más tarde, sus operaciones en el territorio señalado, para facilitar la misión.

"Lo único que nos queda esperar es que todo salga bien el día previsto", expresó el embajador, para quien el "deseo más fuerte de Langlois será regresar a Francia para abrazar a sus padres, que lo están esperando".

Langlois es corresponsal de la cadena de televisión France 24 y el diario Le Figaro, y fue hecho, según las FARC, "prisionero de guerra" el 28 de abril en La Unión Peneya, caserío rural de la población de La Montañita al que había viajado para cubrir una operación antidroga con un contingente militar y policial.

Las tropas fueron atacadas por los guerrilleros, que mataron a cuatro uniformados y secuestraron, herido, a Langlois, quien llevaba un casco y un chaleco de uso militar que le habían sido proporcionados para su protección.

El embajador Vandoorne observó que, por "otra fuente de información", sabe que parece ser que Langlois se encuentra bien de salud, por lo que subrayó: "no tenemos inquietudes particulares al respecto".