•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un alto funcionario de la ONU afirmó el martes que tenía "fuertes sospechas" de la implicación de "shabihas", las milicias afines al régimen del presidente sirio Bashar al Asad, en la masacre de Hula (centro), en la que murieron 108 personas, entre ellas 49 niños.

Según el secretario general adjunto de la ONU encargado de las Operaciones para el mantenimiento de la Paz, Hervé Ladsous, "una parte" de las 108 personas muertas en Hula fallecieron por la explosión de obuses y "por armas pesadas".

"El régimen (sirio) es sin duda alguna responsable", añadió Ladsous en una rueda de prensa.

"Sólo el gobierno sirio usa blindados, cañones y morteros", destacó el alto responsable.

Otras víctimas murieron por arma blanca, afirmó el diplomático, "lo que señala probablemente a las 'shabiha'". "Hay fuertes sospechas de que las 'shabiha' estén implicadas en esta tragedia en Hula y hay fuertes rumores de que están implicadas en otros casos" de violencia en Siria.

"No veo ninguna razón para creer que un tercer elemento esté implicado" en la masacre, zanjó Ladsous.