•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, presentó hoy un plan de seguridad para dejar a la delincuencia con "los días contados", en el que los policías y los jueces estarán comprometidos con la seguridad y la justicia, en lugar de con la revolución, según sus palabras.

Desde 1999, cuando el actual jefe de Estado, Hugo Chávez, llegó al poder, hasta 2011 fueron asesinados de "153.000 a 159.000 venezolanos", dijo Capriles, quien tendrá al mandatario como adversario en las urnas el próximo 7 de octubre.

"La tasa de homicidios en nuestro país por 100.000 habitantes pasó de 19 a 64 asesinatos en el 2011. Muere un venezolano cada 30 minutos y otro es secuestrado cada ocho horas", apuntó.

El dirigente opositor prometió ponerse "al frente de este problema", que, según dijo, "para el otro candidato" "no existe".

"Ya basta. O es la vida o es la muerte", reiteró.

La estrategia de seguridad que espera desarrollar si llega al poder, está basada, según dijo, en cuatro pilares: prevención, policía, justicia y prisiones.

Indicó que en el tema de prevención buscará adelantarse "a la posibilidad de que la violencia actúe" mediante programas de educación y de recuperación de espacios públicos.

En cuanto a la Policía, destacó la importancia de "rescatar la confianza en el uniforme", estimó que en el país se necesitan alrededor de 100.000 agentes y advirtió que a quienes estén del lado de la delincuencia les "caerá todo el peso de la ley".

"No queremos policías comprometidos con la revolución sino comprometidos con la seguridad de todos los venezolanos", enfatizó Capriles, quien subrayó que conoce y vivió en carne propia el "monstruo" del sistema de justicia.

Puntualizó que espera contar con "jueces comprometidos con la justicia, no con una revolución".

Anunció, por otra parte, que resolverá en un año el problema del sistema penitenciario, que, según sus cifras sufre un 300 % de hacinamiento, y donde un 64 % de los privados de libertad "espera por sentencia".

"Yo le digo a todos los privados de libertad (...) la cárcel no es un premio, la cárcel es un sitio para ir a cumplir una condena", subrayó Capriles, al señalar que en su Gobierno no habrá "pranes" (como se conoce a los reos líderes de las prisiones) y acabará con la corrupción.

"La delincuencia tiene sus días contados en Venezuela", subrayó el líder opositor, quien, además de su Plan de Seguridad para Todos, ha anunciado que generará tres millones de empleos, un millón de ellos para jóvenes.