•  |
  •  |
  • AFP

Cientos de personas participaron el martes de una movilización por la paz y el desarrollo de Cajamarca, región norandina de Perú donde el jueves se inicia un paro indefinido y marchas contra el proyecto minero Conga, de la norteamericana Newmont, informó la prensa regional.

Al término de la movilización, que recorrió las principales calles de la ciudad, los organizadores hicieron un llamado a la población a trabajar por la unidad y el progreso de Cajamarca.

"Queremos la paz y el desarrollo", fue el lema de la movilización organizada por el Colectivo por Cajamarca, integrado por empresarios, un sector de la población y dirigentes sociales.

"No a la violencia", "Los cajamarquinos queremos la paz, no paralizaciones", "Diálogo sí, violencia, no", fueron los lemas en las pancartas que los manifestantes llevaron en el recorrido.

Jorge Vergara Quiroz, presidente de Cámara de Comercio de Cajamarca y vocero del colectivo, dijo que la movilización es en respaldo a las inversiones, oportunidades de trabajo, inclusión social, el diálogo y desarrollo.

"La marcha expresó el sentir de la población que apuesta por la gobernabilidad y el desarrollo de la nueva minería con responsabilidad social", agregó.

Amado Quiliche, vicepresidente del Comité Integral de las Tres Cuencas del Proyecto Conga, dijo que la movilización se desarrolló con tranquilidad. "Los campesinos hemos participado de la marcha porque ya no queremos violencia", precisó.

El Comité de las Tres Cuencas del Proyecto Conga es integrado por vecinos que no están de acuerdo con la marcha convocada para el jueves por los grupos que rechazan el proyecto Conga, dijo Quiliche.

Por su parte, el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, que encabeza el rechazo a la minera Conga, dijo que la marcha contra el proyecto aurífero será "de todas manera este 31 de mayo" y también "el inicio de un paro indefinido".

El proyecto Conga, en que Newmont proyecta invertir 4.800 millones de dólares, es rechazado por un sector de la población de Cajamarca, que teme que su ejecución pueda afectar gravemente sus fuentes de agua y el medio ambiente regional.