•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las autoridades hondureñas informaron hoy del hallazgo del arma de fuego que se empleó en el asesinato del periodista Alfredo Villatoro el pasado día 15 y por lo que tres personas han sido acusadas,  aumentando a ocho los investigados por este crimen.

El vocero del Ministerio Público, Melvin Duarte, confirmó a la radio HRN que la Fiscalía contra la Corrupción presentó hoy un requerimiento fiscal en contra de tres hombres detenidos el domingo en el departamento norteño de Cortés porque una de las armas que se les decomisó es la que "participó" en el asesinato de Villatoro.

"Se han reunido todas las pruebas suficientes, una de ellas es el hallazgo del arma que ha participado en este evento criminal", indicó Duarte.

Villatoro, que tenía 47 años, fue secuestrado el pasado día 9 cuando se dirigía hacia la emisora HRN, en Tegucigalpa, en la que trabajaba desde hace más de 20 años.

La Policía hondureña detuvo el domingo en la aldea El Cacao, en Cofradía, departamento de Cortes, a Osman Osorio Arguijo, de 29 años, presunto jefe de la banda, Marvin Gómez, de 28 años y Edgard Osorio Arguijo, de 24, a quienes se les decomisó seis armas.

Dos mujeres que estaban en la vivienda donde fueron apresados los presuntos delincuentes fueron liberadas luego que la policía verificó que no tenían relación con el caso.

Duarte explicó que los resultados de una prueba de balística realizada a una de las seis armas "es la prueba contundente" para acusar a los sospechosos porque "los casquillos coinciden con los encontrados" en el extremo sur de Tegucigalpa, donde fue hallado el pasado día 15 el cadáver de Villatoro, con dos balazos en la cabeza.

La misma fuente apuntó que la investigación "no se agota" con el requerimiento presentado hoy por la Fiscalía, que ha solicitado una orden de captura en contra de otro sospecho, del cual no reveló el nombre.

"El equipo continuará realizando más investigaciones para dar con el paradero del autor intelectual del secuestro y asesinato de Villatoro", indicó Duarte.

Un juzgado de Tegucigalpa ordenó el lunes la detención de los hermanos Osorio Arguijo y Marvin Gómez, que fueron remitidos a la prisión de máxima seguridad o Módulo de Segregación Administrativa de la Penitenciaría Nacional, cercana a Tegucigalpa.

El pasado día 22, un juzgado de Tegucigalpa dictó auto de prisión y prisión preventiva a dos mujeres y un hombre, acusados por el delito de complicidad de secuestro agravado en perjuicio de Villatoro.

A Jessica Zambrano, Katlin Zambrano, quienes fueron enviadas a la Cárcel de Mujeres y Marvin Oliva, remitido a la Penitenciaria Nacional, ambos situados unos 25 kilómetros al norte de Tegucigalpa, se les acusa porque desde sus teléfonos móviles supuestamente se comunicaron con la familia del periodista Villatoro.

Las autoridades también investigan a Miguel Ángel Álvarez, un exagente de la Policía que fue requerido el pasado día 16 del centro penal de Danlí, donde cumple condena desde marzo de 2011, al parecer por homicidio, y quien pese a eso seguía recibiendo un salario de la institución, según confirmó el secretario de Seguridad, Pompeyo Bonilla.

También está bajo investigación Juan Ramón Fonseca, otro reo que también fue requerido de la cárcel de Danlí, junto a Álvarez, donde cumple su condena por el delito de robo.

El Código Penal de Honduras establece que el delito de secuestro agravado es castigado con una pena de 40 años hasta privación de libertad de por vida.

En Honduras han sido asesinados 29 periodistas, incluido Villatoro, desde 2003 hasta lo que va de 2012, sin que ningún caso haya sido esclarecido, según el estatal Comisionado de Derechos Humanos.