•   Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El periodista francés Romeo Langlois, rehén de la guerrilla FARC desde el 28 de abril, llegó este miércoles al lugar de su liberación en el sur de Colombia donde será entregado a una misión humanitaria que se encuentra en el lugar, comprobaron perodiodistas de AFP.

Vestido con una camisa gris y un pantalón negro, el periodista arribó a las 13H30 locales (18H30 GMT) en un automóvil, habló a la prensa rodeado de guerrilleros, y se dirigió a la escuela del caserío de San Isidro, donde se desarrolla un acto político de la guerrilla previo a su liberación.

"Además de haberme retenido por un mes cuando estaba herido, todo el resto ha ido muy bien. No me puedo quejar", dijo Langlois en sus primeras declaraciones a los medios en el lugar, a los que aseguró que nunca estuvo atado durante su poco más de un mes de cautiverio.

"Siempre me han tratado como un invitado (...) siempre han sido muy respetuosos", añadió.

Langlois cayó en poder de las FARC el pasado 28 de abril, cuando la patrulla militar con la que se desplazaba para realizar un reportaje sobre operativos antidrogas fue atacada por guerrilleros en Caquetá (sur).

Realizó tomas con una cámara pequeña
En el combate murieron cuatro militares y el periodista fue herido en un brazo, tras lo cual se habría entregado a los guerilleros.

"Yo no necesitaba esta experiencia para conocer el conflicto colombiano ni la guerrilla. Tengo la convicción de que hay que seguir cubriendo este conflicto. Conmigo se ha hecho mucha política de muchos lados. Me parece triste que haya que retener gente para que la gente venga a esta zona", añadió.

Minutos después de entrar en el poblado, Langlois, corresponsal de la cadena de televisión France 24, comenzó a realizar tomas con una pequeña cámara de video.

Liberación con espectadores
La misión humanitaria que componen la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, el enviado del gobierno francés Jean-Baptiste Chauvin y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) partió de la ciudad de Florencia (550 km al sur de Bogotá) este miércoles alrededor de las 05h00 locales (10H00 GMT) y unas seis horas más tarde arribó al caserío de San Isidro.

Cientos de habitantes de veredas vecinas se congregaron en el pueblo, que muestra pancartas en las calles. Una tarima de madera fue instalada en la única escuela y se preparó un almuerzo de carne vacuna y yuca para los asistentes.

Un jefe guerrillero leyó un comunicado de la máxima dirección de las FARC en el que se sostiene que "en Colombia el pueblo está harto de los gobiernos oligárquicos y corruptos que no nos representan y se niegan a responder las reivindicaciones".

"Los últimos acontecimientos nos demuestran que hay un fervor masivo por la necesidad de alcanzar por fin la paz con dignidad y justicia social", añadió el comunicado de la guerrilla, fechado el 27 de mayo.

Desde la madrugada, numerosos guerrilleros, entre ellos varias mujeres, con impecables uniformes verde oliva, botas de caucho y armados con fusiles, recorren las calles.

A su llegada a San Isidro, Chauvin señaló que "el deseo del gobierno francés es que Langlois pueda reunirse lo antes posible con sus familiares y empezar de nuevo su labor periodística".

Para facilitar la liberación, las operaciones militares en la zona fueron suspendidas desde las 18H00 locales del martes (23H00 GMT) hasta las 06H00 locales (11H00 GMT) del jueves, según los protocolos de seguridad acordados con el gobierno colombiano.

Hace dos semanas, las FARC anunciaron su intención de entregarlo unilateralmente a una misión humanitaria.

Las FARC acumulan más de 45 años de lucha armada contra el Estado colombiano y cuentan en la actualidad con unos 9.200 combatientes, de acuerdo con el Ministerio de Defensa.

En febrero, las FARC anunciaron el cese del secuestro de civiles con fines de extorsión económica, y en abril liberaron a los últimos diez policías y militares que mantenían como rehenes.

Desde 2008, el CICR y la ex senadora Córdoba han participado en los procesos de liberación de 30 rehenes de las FARC.