•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ministra italiana de Justicia, Paola Severino, examina la posibilidad de emplear a presos para la reconstrucción de las zonas afectadas por varios terremotos que han sacudido en los últimos quince días el nordeste de Italia.

"En la situación en que nos encontramos y que exige intervenciones rápidas, creo que podemos examinar la posibilidad de que una parte de la población carcelaria sea protagonista de una reconstrucción ejemplar", aseguró Severino a medios de prensa locales.

"La idea es emplear a los detenidos que no son peligrosos y que gozan ya de la semilibertad", declaró la ministra que debe aún examinar la propuesta con los directores de las cárceles.

"Me gustaría que todas las cárceles de la región se involucren", agregó.

La ministra excluye el uso de detenidos peligrosos y espera emplear a los condenados por pequeños delitos, como consumo de droga y violación de las leyes sobre la inmigración.

"Siempre he creído que el trabajo es un recurso para reinsertarlos en la sociedad", comentó la ministra.

Dos fuertes sismos, registrados el 20 y el 29 de mayo, causaron la muerte de 23 personas y destrozaron numerosos monumentos, edificaciones y fábricas de esa región, entre las más pobladas e industrializadas de Italia, provocando daños estimados en millones de euros.

Luego, más de 1.000 réplicas en quince días han desatado el pánico entre la población. Unas 14.000 personas han abandonado sus casas.