•  |
  •  |

Un niño con dos cabezas, que nació el lunes por cesárea, murió después que sus padres decidieran llevarlo a casa, porque no podían suplir los gastos del cuidado médico adecuado.

Los médicos aseguraron que el bebé, a quien llamaron Kirón nació con un peso de 5,5 kilogramos en Keshobpur, a 135 kilómetros de Dhaka, sucumbió cuando  desarrolló una fiebre y problemas respiratorios.

"Tenía un estómago y está comía con normalidad por las dos bocas. Igualmente tenía un órgano genital y todos los demás órganos", dijo el ginecólogo Mohamad Abdul Bari.

La clínica no pudo determinar si el niño tiene uno o dos ejemplares de cada órgano vital, dijo Bari. "Nació de un embrión, pero tuvo un desarrollo anormal", añadió el médico.

La vida del niño no corría peligro inmediato, pero su madre, de 22 años, tuvo que ser trasladada a un hospital más grande en la ciudad de Jessore ante la multitud que se había reunido delante del hospital, expresó el galeno.

"Unas 150 mil personas llegaron ayer desde diferentes lugares. No era imposible cuidar al bebé", dijo Bari.

"Llamamos a la policía para que se ocupara de la situación y vigilara también el hospital de Jessore", añadió.

El periódico de Samajal dijo que varias personas habían donado dinero para el niño y su familia.