•   Tiquipaya, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó este lunes en Bolivia su apoyo "parcial" a la legalización del consumo de drogas y formuló críticas a la forma en que se lleva a cabo la lucha internacional contra el narcotráfico, en una entrevista.

La lucha internacional antidrogas "ha sido un fracaso y ahí vemos también mucho de entreguismo", afirmó Correa, que llegó a Bolivia para intervenir en la 42 asamblea de la Organización de Estados Americanos que se realiza de domingo a martes en el poblado de Tiquipaya, en el centro del país.

Correa responsabilizó "básicamente" a Estados Unidos por el supuesto fracaso en la lucha continental contra el narcotráfico debido a su influencia en la elaboración de políticas de lucha contra la producción de drogas en América Latina.

El mandatario ecuatoriano precisó además que el fracaso del combate contra las drogas también fue responsabilidad "de nuestros gobiernos sumisos, que aceptaban cualquier cosa" de parte de Washington.

"Revise esas leyes lo duras que son, impuestas por los norteamericanos a inicios del 90 en toda Latinoamérica: represivas, sancionan básicamente la producción, (pero) no hacen nada en sus países" para controlar el consumo, dijo Correa a la AFP.

El presidente ecuatoriano también expresó su apoyo "parcial" a la legalización de algunas drogas, y asimiló esa posición a lo que ocurrió en Estados Unidos en la década del 30, cuando se procedió a eliminar la prohibición sobre el consumo de alcohol para evitar el contrabando y el crimen.

"Tener ciertas dosis (de consumo personal), con calidad, poner control sanitario, poner impuestos, es análogo a lo que pasó en Estados Unidos" con la eliminación de la llamada "Ley Seca", explicó Correa.