•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo este jueves desconocer la existencia de cárteles de la droga operando en su país, como afirmó recientemente la canciller de Colombia, María Angela Holguín, tras firmar un acuerdo de cooperación en materia de defensa con su gobierno.

"Que yo sepa no sé si hay carteles, pero hay colombianos y mexicanos" vinculados al narcotráfico, dijo Morales en una conferencia de prensa en la ciudad central de Cochabamba.

Morales aprovechó para denunciar que "el gran problema que tenemos es con la justicia boliviana, especialmente de Santa Cruz. Se detiene a un colombiano pero a los tres o cinco días están liberados por el juez. Estoy segurísimo, que eso no es gratis", declaró.

"Sabemos de la presencia de cárteles del narcotráfico" en Bolivia, había dicho la canciller colombiana en la ciudad boliviana de Tiquipaya, donde se celebró esta semana la asamblea anual de la OEA, aunque no pudo identificarlos con precisión.

"Lo tengo generalizado. No sé decir exactamente quiénes son los que están", declaró Holguín, aunque reveló que "son cárteles de colombianos que estan acá en Bolivia".

Su versión contrastó con reiterados informes oficiales bolivianos que niegan la existencia de mafias colombianas, mexicanas o brasileñas en el país.

La creciente vinculación de extranjeros en actos de delincuencia, llevó al senador oficialista, Isaac Avalos, a afirmar que de diez ciudadanos colombianos que llegan a Bolivia "hay dos sanos, los demás están comprometidos con cosas ilícitas". El congresista, cercano a Morales, se disculpó luego por sus dichos.

Bolivia es el tercer productor de cocaína del mundo, después de Colombia y Perú.