•  |
  •  |
  • END

China y cuatro países de Asia central aprobaron ayer jueves el “papel activo” de Rusia en Georgia, sin por ello respaldar el reconocimiento de independencia por parte de Moscú de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

Los miembros de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS-Rusia, China, Kazajistán, Uzbekistán, Tayikistán y Kirguizistán) “apoyan el papel activo de Rusia en las operaciones de paz y la cooperación en la región”, escriben en una declaración conjunta difundida por el Kremlin durante la cumbre en Dushanbe, la capital tayika.

El texto no menciona, sin embargo, de forma explícita el reconocimiento de las dos regiones separatistas georgianas. Y ninguno de los jefes de Estado presentes, comenzando por el presidente chino Hu Jintao, expresaron su intención de reconocer a Osetia del Sur y Abjasia.

Los países de la OCS “expresan su profunda inquietud después de las recientes tensiones en torno al asunto de Osetia del Sur y llaman a las partes a resolver pacíficamente los problemas existentes”, agrega la declaración.

Al mismo tiempo, China reiteraba su “preocupación por los últimos acontecimientos en Osetia del Sur y Abjasia”.

“Esperamos que las partes implicadas puedan resolver esta cuestión mediante el diálogo”, dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Qin Gang.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, se felicitó por el apoyo de los aliados asiáticos a Rusia, en un momento en que el reconocimiento de las dos regiones secesionistas georgianas le valió fuertes críticas de los occidentales.

“Estoy seguro de que la posición unida de la OCS tendrá resonancia internacional y espero que eso sirva de señal seria para quienes tratan de presentar lo blanco como negro para justificar la agresión”, declaró refiriéndose a la ofensiva militar emprendida por Georgia en Osetia del Sur el siete de agosto por la noche.