•   Damasco, Siria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las fuerzas gubernamentales bombardearon varias ciudades de Siria este sábado, lo que empujó a la oposición a reclamar a la comunidad internacional armas sofisticadas para derrocar al régimen por la fuerza, método al que Rusia se rehúsa recurrir.

Frente a un régimen determinado en aplastar la revuelta comenzada hace 15 meses, el Consejo Nacional Sirio, CNS, principal coalición de la oposición, se dispone a designar a un nuevo presidente que estará a cargo de hacer que esta instancia signada por profundas divisiones sea eficaz.

En total, la violencia dejó 36 víctimas fatales en el país, en su mayoría civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, OSDH.

Luego de las matanzas de civiles en los últimos diez días, “por primera vez desde el comienzo de la crisis el tema de una intervención militar se plantea de manera emocional”, estimó el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, agregando de inmediato que Rusia, aliada de Siria se opondría.

Incluso, aunque el plan del enviado internacional Kofi Annan empiece a “enredarse”, no hay “alternativa”, estimó Lavrov pidiendo la organización rápida de una conferencia internacional sobre Siria, con la presencia controvertida de Irán.

Moscú, que tomó sus distancias con Bashar al Asad estas últimas semanas, vería de buen ojo que el presidente sirio dejara el poder “si los propios sirios se ponen de acuerdo sobre este tema”, observó Lavrov.

Víctimas mujeres y niños

Antes del amanecer, este sábado, al menos 17 personas, de las cuales nueve mujeres y tres niños, murieron en bombardeos del ejército en Deraa, según el OSDH, que vio en la ofensiva una posible respuesta a los “ataques lanzados generalmente por la noche contra los retenes del ejército”.

Este bombardeo provocó la ira de centenares de refugiados que se manifestaron en Ramtha, ciudad jordana cercana a Deraa.

El ejército bombardeó Homs, otro bastión de la revuelta, matando a seis civiles, según el OSDH.

En la provincia del litoral, Lataquia se registraron nuevos combates en Heffa en donde murieron o resultaron heridos decenas de soldados de las tropas regulares, indicaron militantes locales y el jefe del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Las fuerzas del régimen bombardearon esta región que intentan retomar luego de registrar unas 50 bajas, según el OSDH, que dio cuenta de la muerte de 16 civiles, 18 desertores y 46 soldados en Heffa en cuatro días.

Con la violencia en Heffa el litoral ya no es una zona segura y todo el país está implicado en las protestas, señaló Rahman.