•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, consideró hoy "crucial" el anuncio del Eurogrupo de respaldar la recapitalización bancaria en España y señaló que la cifra de 100.000 millones de euros es "coherente con las necesidades de capital".

"La disposición de los socios europeos de España para respaldar financieramente el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con hasta 100.000 millones resulta crucial para el éxito de la estrategia de las autoridades", indicó en un comunicado Lagarde.

El rol del FMI en el rescate europeo de la banca española será de "estricto asesoramiento" y no aportará fondos, a diferencia de los otros rescates en la eurozona como Grecia, Irlanda y Portugal.

En su nota, la ex ministra de Finanzas de Francia reiteró que el FMI "está preparado para responder a la invitación de los miembros del Eurogrupo prestando apoyo en la puesta en marcha y la supervisión de este respaldo financiero mediante informes periódicos".

Además, Lagarde recordó que la cifra de 100.000 millones proyectados "es coherente con las necesidades de capital que fueron identificadas en el Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF) y da garantías de que el sistema bancario español contará con la financiación que requiera".

Anoche, el FMI adelantó la publicación del informe financiero, previsto en un principio para el lunes, en el que cifró "en alrededor 40.000 de millones de euros" las necesidades del sector financiero en España, aunque precisó que podría ser más

Estos cálculos se basaban en "un escenario adverso" de crecimiento negativo de 4,1% para 2012 y 1,6% para 2013.

En el informe, coordinado por Ceyla Pazarbasioglu, la subdirectora del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI, se subraya que "el núcleo del sector financiero español está bien gestionado y resistiría nuevos choques, pero existen aún importantes vulnerabilidades en el sistema".

La divulgación de este informe había sido puesto como condición por el gobierno español para "tomar una decisión" acerca de la solicitud de ayuda al Eurogrupo para sanear la banca española.

Finalmente, tras una videoconferencia de tres horas, el Eurogrupo daba luz verde a este rescate de la banca española.

No obstante, precisaba que estaba condicionado a que Madrid lleve a cabo "reformas específicas" en el sector financiero, pero no en la política macroeconómica del país.

Lagarde, quien también participó en la videoconferencia, mostró su "profunda satisfacción" por la voluntad de la eurozona de respaldar financieramente a España en su esfuerzo por continuar fortaleciendo el sistema bancario.

La ayuda prevé un colchón adicional para garantizar que se cubren "todas los posibles requisitos de capital" de la banca, y provendrá del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), de acuerdo al documento facilitado por el Eurogrupo.

Sin embargo, aún no se ha concretado ni el modo y ni la proporción, y se esperará a que las auditorías independientes encargadas por Madrid ofrezcan sus resultados el próximo mes de julio.

"Crear un mecanismo de apoyo creíble para recapitalizar los segmentos más vulnerables del sistema bancario fue una de las principales recomendaciones", agregó Lagarde.

La directora gerente del Fondo ha venido insistido últimamente en la necesidad de una mayor coordinación e integración financiera en la eurozona para salir del "círculo vicioso" de la crisis.

Como complemento, el Fondo Monetario Internacional tiene previsto ofrecer los resultados de su artículo IV sobre España, que revisa anualmente la economía de los países miembros, "a finales de la próxima semana".

En él se espera que el organismo internacional ofrezca una actualización de sus previsiones económicas para España tras el repunte de las tensiones financieras en las últimas semanas que ha acabado desembocando en la ayuda a la banca por parte del Eurogrupo.