•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

España volvía a verse bajo presión el lunes en el mercado de la deuda, tras una primera acogida positiva de las bolsas al plan de rescate europeo a sus bancos, en un clima de inquietud por el impacto de dicha ayuda en la deuda pública de un país sumido en la austeridad.

Tras una relajación por la mañana de su coste de financiación a diez años, que llevó los intereses exigidos a España brevemente bajo el 6%, hacia las 12H06 GMT el rendimiento español se alzaba a 6,430%, frente al 6,192% del viernes al cierre.

De nada parecía haber servido un comunicado conjunto del ministerio de Economía y el Tesoro españoles en que poco antes reafirmaron el compromiso del país con el programa de reformas estructurales y reducción del déficit público y su intención de continuar financiándose en los mercados.

"El gobierno español sigue comprometido con el programa de consolidación fiscal y reformas estructurales con que España ganó la confianza de sus socios europeos", dijo.

Al anunciar el sábado la ayuda a la banca española, en forma de un crédito de hasta 100.000 millones de euros, el Eurogrupo se declaró "confiado en que España cumplirá sus compromisos de reducción de déficit y de reformas estructurales para corregir los desequilibrios macroeconómicos".

En plena recesión y golpeado por un desempleo récord de 24,44%, el país se esfuerza por reducir en 2012 su déficit público a 5,3% del PIB después de haber sufrido un muy fuerte desvío el año anterior, que lo disparó hasta 8,9% empujado por las malas finanzas de los gobiernos autónomos de las regiones.

El Tesoro español afirmó por su parte que continuará con su programa de financiación, habiendo cubierto tras la última emisión de deuda, el pasado jueves, el 56,8% de su objetivo para este año, de 86.000 millones de euros.

Las bolsas europeas abrieron el lunes con fuertes alzas, encabezadas por Madrid, que llegó a ganar 5,93%. Pero unas horas después, la euforia caía y el índice selectivo español limitaba a las ganancias.

A las 12H09 GMT, el Ibex 35 subía 1,64% y la acción de Bankia, tercera entidad española por activos cuya nacionalización precipitó el rescate de la banca del país, ganaba 6,61%% tras haberse disparado por encima del 20% horas antes.

Santander, líder del sector bancario en España, ganaba 1,92% y BBVA subía 2,25%%.

En Asia, los mercados habían cerrado en verde, alentados por el plan de ayuda al sector financiero español.

La bolsa de Tokio terminó la sesión con el índice Nikkei en alza de 1,96% pues los inversores apreciaron el fortalecimiento del euro frente al yen como consecuencia del plan.

China elogió el plan de ayuda europeo a España, que calificó de bueno para la "confianza de los mercados".

Pese a que es pronto para concretar un tipo de interés, el portavoz de la Comisión Europea para asuntos económicos Amadeu Altafaj consideró, en declaraciones a la televisión pública española, que "porcentajes del 3% o el 4% son razonables cuando se trata de operaciones" como el crédito concedido a España para recapitalizar su banca fragilizada por un sector inmobiliario siniestrado.

Altafaj dejó claro que estos "intereses no computarán como déficit" público español, pero sí tendrá "un impacto en la deuda" del país.

Según un informe de los analistas de Barclays Capital, si España solicitase un préstamo de entre 70.000 y 80.000 millones de euros su deuda aumentaría entre 7% y 7,5% respecto al 68,5% del PIB registrado a finales de 2011. Y alcanzaría un máxio de 95% en 2015, predicen.

Lee Hardman, analista de Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, considera que el aumento de la deuda volvería a España "aún más vulnerable a próximos choques negativos".

Las legislativas del domingo en Grecia también podrían provocar el pánico de los mercados si sale elegido un gobierno que rechace las condiciones de austeridad impuestas por su rescate, provocando potencialmente su salida de la Eurozona.

"El apuntalamiento del sector bancario español debe servir para impedir un posible contagio a España e Italia si, finalmente, los partidos contrarios a respetar los acuerdos asumidos por Grecia para recibir el segundo rescate se hacen con el poder", consideraron también los analistas de Link Securities.