•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) designó al presidente boliviano Evo Morales como "embajador especial" para promover "la quinua", o "super alimento" de los Andes, con el fin de combatir el hambre en el mundo, en una ceremonia en Roma.

"Frente a la crisis alimentaria mundial los pueblos andinos tenemos varias respuestas, una de ellas es la quinua", aseguró Morales, durante una conferencia de prensa en la que ilustró el valor nutricional del producto, así como la lucha ética y política para defender ese antiguo alimento indígena.

"Durante años la quinua era mal vista, al igual que al movimiento indígena, recordar ese pasado es recordar una discriminación a la quinua y ahora después de tantos años se recupera y se reconoce como uno de los alimentos más importantes para la vida", aseguró Morales.

"El colonialismo despreció nuestros alimentos ancestrales", lamentó el presidente boliviano, el primer mandatario de origen indígena en la historia de su país.

El año 2013 fue declarado por las Naciones Unidas "Año Internacional de la Quinua", en reconocimiento a los pueblos andinos que han sabido preservar ese grano, cultivado desde hace 7.000 años y básico para antiguas culturas como la inca.

Entre los países productores de quinua figuran Bolivia, Perú, Ecuador así como Chile, Argentina y Brasil y se experimenta su cultivo en Europa, Asia, África y Australia ya que crece tanto en tierras áridas como a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

El "grano de oro", como lo califica la Organización Mundial de Salud, quiere ser un emblema del consumo "verde", es decir que respeta las normas nacionales e internacionales para productos biológicos, empleando métodos respetuosos con el medio ambiente.

"Es considerada la dieta ideal para los astronautas", comentó Morales, quien durante la niñez fue también pequeño productor de quinua.

"Queremos popularizar su uso por sus calidades nutricionales", recalcó por su parte el director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva.

Según recientes estudios, el grano tiene un alto valor nutritivo, desarrolla las células del cerebro, aporta diez aminoácidos importantes y combate, entre otros, la anemia y el colesterol.

"Incluso la reina Sofía en España sirvió este alimento en el matrimonio de sus hijos", comentó Morales.

El mandatario boliviano garantizó recursos económicos para respaldar a los productores, entre ellos los que se dedican al cultivo de quinua, a través de créditos blandos.

En 2011 se otorgaron 10 millones de dólares para su producción, aunque aún no se ha industrializado.

Bolivia es el primer productor y exportador de quinua en el mundo y controla más del 70% del mercado internacional.

Por su parte la FAO lanzó un plan maestro de tres años para fomentar la utilización de ese cereal, considerado científicamente como uno de los alimentos más sanos y completos, con una amplia variedad de usos.

También invitó a la primera dama de Perú a sumarse como embajadora a la campaña a favor de la quinua, que está logrando un discreto éxito en Europa.

"La campaña se va a incorporar como parte de las actividades de la FAO en todo el mundo", aseguró Graziano da Silva.

"Lo que queremos como FAO es popularizar su uso como cereal, porque es de una calidad nutricional excelente, que puede aportar mucho al consumo y afrontar el tema de la diversificación de cultivos que necesitamos y de recuperación de productos tradicionales indígenas", explicó.