•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AP

La tala en la Amazonia brasileña alcanzó 323,7 kilómetros cuadrados en julio, una fuerte reducción comparado con el mes anterior, informó el viernes el organismo estatal de investigación espacial.

Datos satelitales del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe) indicaron que se detectaron a lo largo de julio 212 alertas de destrucción del bosque lluvioso brasileño, de los cuales 97,3% fueron verificadas como áreas de tala.

El nivel de destrucción del bosque que cubre el norte de Brasil mostró una reducción de 63% en comparación con junio, cuando la tala fue de 870 kilómetros cuadrados. Ese mes también había registrado una baja de 20% comparado con mayo.

El informe del Inpe destacó que 81% del territorio conocido como Amazonia Legal estaba sin cobertura de nubes durante el mes pasado, lo que permitió una amplia verificación de las áreas donde podía haber tala.

El declive en el corte de árboles de la Amazonia se produjo en medio de una intensificación de las acciones del gobierno por preservar el bosque húmedo, luego de que a fines de 2007 se registró un marcado repunte en la tala.

De hecho, la mayor parte de la destrucción del bosque en julio se registró en el estado de Pará, que ha sido centro de las operaciones gubernamentales por la protección de la Amazonia.

En esta época del año es cuando se dan los mayores incrementos en la acción de los depredadores del bosque.

El informe mensual del Inpe sirve como orientación al gobierno para saber dónde se están produciendo actividades de tala, aunque sus datos no siempre son precisos porque el satélite no logra captar la parte de la superficie amazónica que está cubierta de nubes.