•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los gases de combustión de los motores diésel entraron a formar parte de la lista de los elementos considerados como cancerígenos para el hombre por el Centro Internacional de Investigación del Cáncer (CIRC), una agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 1988 el CIRC, con sede en Lyon (Francia), puso las emisiones de los motores diésel en la lista de gases probablemente cancerígenos para el hombre (grupo 2A), recordó este martes el Centro tras una reunión de trabajo.

Los expertos reunidos en Lyon consideran que ya existen pruebas suficientes para demostrar que la exposición a los gases de los motores diésel está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de pulmón y en consecuencia los incluyeron en la lista (Grupo 1) de elementos cancerígenos para el hombre.

Desde 1971, los investigadores evaluaron más de 900 agentes, de los cuales 400 fueron clasificados como cancerígenos o potencialmente cancerígenos para el hombre.