•   GEORGE TOWN, Islas Caimán  |
  •  |
  •  |
  • AP

Gustav se convirtió de nuevo en huracán el viernes y continuó avanzando hacia las Islas Caimán, en una trayectoria que terminaría en la costa estadounidense del Golfo de México, tres años después de que Katrina arrasó con Nueva Orleáns.

Gustav, que ha dejado 71 muertos en las islas del Caribe, pasaría sobre las Islas Caimán, un pequeño archipiélago, famoso por sus complejos turísticos y sus centros de inversión sin cobro de impuestos. Antes, la tempestad pasaría por Cuba, y para el domingo se dirigiría al Golfo de México.

Los turistas huyeron en avión de las Islas Caimán, mientras que las víctimas del huracán Katrina en Misisipí, de cara al tercer aniversario de la tormenta, recibieron la orden de dirigirse a los albergues y remolques de emergencia a partir de este fin de semana.

Los hoteles en las Islas Caimán pidieron a los huéspedes que se marcharan. Después de que el aeropuerto suspendió sus operaciones, los hoteles se preparaban para acondicionarse como albergues para las personas que se quedaron.

Gustav dejó cuatro muertos durante la jornada, en la que se desplazó a lo largo del territorio de Jamaica, arrancando techos de las casas y derribando cables de electricidad. El primer ministro Bruce Golding dijo que el gobierno envió el viernes varios helicópteros del ejército para rescatar a 31 personas atrapadas por las inundaciones.

Al menos 59 personas perecieron en Haití y ocho en República Dominicana.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami informó que Gustav podría intensificarse hasta la categoría 3 de huracán, con vientos superiores a los 180 kph (111 mph), para la semana próxima, cuando alcance la costa estadounidense.

Gustav podría tocar tierra en cualquier punto entre el brazo territorial de la Florida y Texas, pero los meteorólogos consideraron que lo más probable es que Nueva Orleáns sea azotada al menos por vientos con intensidad de tormenta tropical.

Hasta el 80% de la producción de petróleo y gas del Golfo de México podría paralizarse como precaución mientras Gustav pasa como una tormenta intensa, predijo la firma investigadora Planalytics. Las empresas petroleras han desalojado ya a cientos de trabajadores de las plataformas.

Los precios al menudeo del gas natural y del crudo subieron el viernes por primera vez en 43 días, luego que los analistas advirtieron que un impacto directo en la infraestructura energética del Golfo de México podría ocasionar una oleada alcista al menudeo.

El centro de huracanes informó que el vórtice de la tormenta se ubicaba 200 kilómetros (125 millas) al este-sureste de Gran Caimán, y se desplazaba al oeste-noroeste a unos 19 kph (11 mph), con vientos sostenidos superiores a los 120 kph (73 mph).

En tanto, la tormenta tropical Hanna avanzaba al poniente sobre el Atlántico, y los meteorólogos consideraron que amenazaría las Bahamas hacia mediados de la semana próxima. Hanna tenía vientos sostenidos cercanos a los 85 kph (50 mph).

A lo largo de la costa del Golfo en Estados Unidos, la mayoría de los actos conmemorativos de Katrina se canceló debido a Gustav. Sin embargo, un carruaje tirado por caballos llevó los cadáveres de las últimas siete víctimas no identificadas de Katrina hacia una fosa donde fueron sepultados.

El presidente estadounidense George W. Bush declaró el estado de emergencia en Luisiana, una decisión que permite al gobierno federal coordinar la ayuda en caso de desastre para las zonas afectadas por la tormenta.

El alcalde de Nueva Orleáns, Ray Nagin, dijo que probablemente emitiría una orden de evacuación, aunque no antes del sábado. La Agencia Federal de Manejo de Emergencias informó que esperaba que un ''gran número'' de residentes en la costa del Golfo recibiría la orden de abandonar la región este fin de semana.