•   Islamabad, Pakistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un total de 17 heridos y dos radioemisoras destruidas es el saldo de violentos choques registrados entre trabajadores privados y estatales por el control de la mina estañifera de Colquiri en Bolivia, donde labora la suiza Glencore, informó este viernes el gobierno.

"Ha llegado un contingente policial que ha pacificado la zona, hay 17 heridos en el hospital de Colquiri, tres fueron enviados a (la ciudad vecina de) Oruro. Dos radios también fueron destruidas, hubo un enfrentamiento con dinamita", dijo a la AFP una fuente del Ministerio de Minería que requirió el anonimato.

Los incidentes surgieron esta semana por el control del rico yacimiento de estaño de Colquiri, a unos 300 km al sur de La Paz, tras la decisión del gobierno del presidente izquierdista Evo Morales de nacionalizar la concesión de la empresa suiza.

En el sector de Colquiri trabajan la empresa suiza Glencore, por medio de su filial Sinchi Wayra con un contrato de riesgo compartido con la Comibol (Corporación Minera de Bolivia), y empresas privadas agrupadas en cooperativas, conformadas por socios privados y empleados.

Los mineros estatales de Comibol apoyan que se nacionalice la concesión de la Glencore y que todo el yacimiento pase a manos del Estado, pero la firma privada extranjera acordó los últimos días ceder parte de sus áreas de explotación a las cooperativas, lo que disparó el conflicto.

Las cooperativas pidieron en principio la salida de Glencore, pero en su último acuerdo con la firma privada decidieron rechazar cualquier nacionalización gubernamental.

Entre el miércoles y jueves los trabajadores de las cooperativas tomaron Colquiri, pero los trabajadores de la Comibol retomaron por la fuerza la mina la madrugada de este viernes, aseguró el canal privado de televisión ATB.

Colquiri, de unos 20.000 habitantes, también sufrió la destrucción con dinamita de dos radioemisoras: "Vanguardia", propiedad de los trabajadores de la Comibol, y "Cumbre", de las cooperativas, aduciendo que malinformaban.

"Hay tranquilidad en estos momentos y la mina Colquiri está bajo control de los trabajadores estatales", dijo la fuente del Ministerio de Minería.