•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Seis policías paraguayos murieron hoy y más de medio centenar resultaron heridos en una emboscada perpetrada durante el desalojo de una hacienda en el departamento de Canindeyú, en el noreste del país, informaron las autoridades.

El hecho se produjo en Colonia Yby Pytá, unos 380 kilómetros al noreste de Asunción, después de que unos 200 policías ingresaran a la hacienda Morumbí, de un conocido empresario y político paraguayo, para desalojar por orden judicial a más de un centenar de invasores de esa propiedad de 2.000 hectáreas.

El jefe de Investigación de la Policía de Canindeyú, comisario Walter Gómez, dijo a medios locales que el grupo armado "disparó contra la policía, hiriendo de muerte al comisario Erven Lovera", jefe del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y al subjefe de este cuerpo, al que no identificó.

En un declaración telefónica posterior a la radio asuncena "Primero de Marzo", Gómez elevó a seis la cifra de bajas y a quince los heridos en las filas policiales, entre ellos el jefe de Orden y Seguridad de Canindeyú, Miguel Anoni.

"Estamos en situación límite. teníamos información de que (los campesinos) estaban armados, por eso se hizo un equipo de más de 200 hombres para ir al lugar y generalmente se negocia con ellos" para un desalojo pacifico, refirió Gómez.

"Pero esta gente directamente disparó contra la Policía. Estaba metida en un monte, en la reserva Morumbí y ahora muchas cosas estarán sucediendo", aseveró el comisario, que considera que el grupo que emboscó a la columna policial "no puede tratarse de campesinos que buscan tierras".

Gómez afirmó que de momento no tienen datos de que pueda tratarse de miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un grupo armado de izquierda que opera en esa región, que se hayan filtrados entre los "sin tierra".

Por su parte, el director del hospital regional de Canindeyú, Gustavo González, comentó a la misma emisora que en ese centro se encuentran alrededor de 80 heridos "entre policías e invasores" de tierra, entre ellos cinco en estado grave a la espera de ser evacuados a Asunción.