•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Fondo Monetario Internacional llamó el viernes a España a presentar una plan de reformas "claro y coherente", menos de una semana después del anuncio de una ayuda europea a los bancos españoles, en la que el FMI jugará un papel de supervisión.

Subrayando que esta ayuda de hasta 100.000 millones de euros es "una oportunidad" para el país, el organismo señala la necesidad de "acompañarlo de un paquete integral de reformas en otras áreas", entre ellas una subida inmediata del IVA.

Prevé asimismo que el objetivo español de reducir el déficit este año a 5,3% del PIB probablemente "no se alcance".

Porque, tras el anuncio del plan de ayuda europeo el sábado "la confianza de los mercados sigue débil y las perspectivas son muy difíciles", subraya el FMI en las conclusiones de su misión sobre el país.

España, cuya calificación fue degradada el jueves por Moody's a un escalón de la categoría especulativa, volvió a verse vapuleada esta semana en el mercado de deuda.

La prima de riesgo -el sobrecoste que paga España para financiarse comparado con Alemania- alcanzó el nivel histórico de 554 puntos.

El interés de los bonos españoles a diez años se disparó el jueves a un nivel nunca visto desde la creación de la Eurozona: 6,967%.

La imprecisión en torno a este plan de ayuda, especialmente sobre sus condiciones, contribuyó a las tensiones.

Pese a que Madrid asegura que éstas sólo concernirán al sector bancario, el Eurogrupo advirtió que vigilará el respeto de los objetivos españoles de déficit y la continuación de las reformas estructurales.

"Hay que felicitar al gobierno por garantizar un apoyo financiero creíble para el sector financiero", escribió el FMI, lo que contribuirá al "proceso de saneamiento, restructuración y recapitalización" de los bancos.

"Realizarlo plenamente y acompañarlo de un paquete integral de reformas en otras áreas debería ayudar a restablecer la confianza y colocar de nuevo a la economía en la senda del crecimiento y el empleo", consideró.

España tiene actualmente el desempleo más elevado de los países industrializados, con 24,44% de la población activa.

"Será clave la comunicación clara y coherente de dicho paquete", subrayó el FMI.