•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La transición a la democracia en Egipto parece amenazada tras la invalidación judicial de las elecciones legislativas ganadas por los Hermanos Musulmanes, cuyo candidato se enfrenta en la presidencial del fin de semana a un dirigente del régimen depuesto por la rebelión popular.

Para incitar a los casi 50 millones de electores convocados a que vayan a votar, las autoridades decretaron que sábado y domingo serán feriados. Y el Ministerio del Interior anunció un plan de seguridad draconiano para evitar eventuales incidentes.

La decisión de la Corte Constitucional de invalidar el jueves los resultados de los comicios legislativos por un vicio de forma en la Ley Electoral, fue calificada por los islamistas y por las fuerzas políticas del sector “revolucionario” de verdadero “golpe de Estado” orquestado por el ejército en el poder.

EU preocupado

Estados Unidos se declaró muy “preocupado” este viernes por la anulación de los resultados de las elecciones legislativas egipcias, y estudia las consecuencias de esa decisión, informó el Departamento de Estado.

“Estamos muy preocupados por la decisión de la Corte difundida ayer – el jueves-, que implicará la disolución de un (cuerpo) electo democráticamente”, declaró a la prensa la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

La segunda vuelta de la elección presidencial está prevista para el sábado y el domingo.

La agencia de calificación crediticia Fitch rebajó el viernes la nota de Egipto de “BB-” a “B+”, para su deuda en divisa extranjera, y de “BB” a “B+”, para su deuda en moneda local, debido a la incertidumbre política que invade el país, anunció en un comunicado.

Según Fitch, la decisión de la Corte Constitucional de invalidar el jueves los resultados de los comicios legislativos y de “disolver” el Parlamento aumenta las dudas sobre la transición política del país.

El hecho de que la Asamblea quede fuera de juego podría permitir al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, CSFA recuperar el poder legislativo, como fue el caso durante el periodo entre la caída de Mubarak en febrero de 2011 y la primera sesión del nuevo Parlamento un año más tarde.

Guión de la contra

“El guión de la contrarrevolución está bastante claro a través de una serie de episodios que pasan por las absoluciones en el proceso de Mubarak, la decisión de dar a la Policía militar y a los servicios secretos militares el poder de detener a los civiles y finalmente la invalidación del Parlamento”, declaró un colectivo de partidos de izquierda laicos y liberales.

No obstante, el candidato de los Hermanos Musulmanes a la presidencia, Mohamed Mursi, anunció que respetaba la decisión de la Corte, que también invalidó una ley que privaba a los pilares del antiguo régimen de sus derechos cívicos, permitiendo así a Ahmed Shafiq, el último primer ministro de Mubarak, permanecer como postulante a la Presidencia.