•  |
  •  |

Fallece príncipe heredero saudí

Riad / Afp

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Nayef ben Abdel Aziz Al Saud, falleció ayer sábado en Ginebra a los 79 años, solo 8 meses después de haber recibido dicho título de los miembros de la dinastía.

Tras su muerte, Arabia Saudí, actor político y potencia petrolera de primer plano situada en el corazón de una región en plena mutación política, deberá elegir a otro sucesor del rey Abdalá, de 88 años y medio hermano del difunto príncipe.

Nadie ha sido oficialmente designado para convertirse en príncipe heredero, pero el príncipe Salman ben Abdel Aziz, ministro de Defensa, de 76 años, y hermano del heredero fallecido, aparece como el eventual sucesor.

El anuncio de la muerte del príncipe Nayef, que se había impuesto como el bastión de la dinastía de los Al Saud, fue repentino al punto que recientemente sus allegados se habían manifestado tranquilos con respecto a su estado de salud.

Más de 30 muertos en atentados en Pakistán

Peshawar / Afp

Más de 30 personas murieron ayer sábado en dos atentados en el noroeste de Pakistán, bastión de los rebeldes talibanes y de sus aliados de Al Qaeda, según la Policía y responsables locales.

En un primer atentado, 25 personas, entre ellas tres niños, murieron al estallar un coche-bomba en el principal mercado de Landi Kotal, en el distrito tribal de Jyber, fronterizo con Afganistán, precisaron responsables locales.

Más tarde, seis agentes y un civil murieron en la ciudad de Kohat, también en el noroeste de Pakistán, víctimas de una bomba colocada junto a una carretera, que tenía por objetivo una camioneta de la Policía.

Los atentados no fueron reivindicados, pero se sospecha de los insurgentes islamistas, que ya realizaron varios ataques en la zona.

“Marcha de los Invisibles” protesta en Costa Rica contra homofobia

San José / Afp

Miles de personas exigieron ayer en San José, igualdad de derechos para los homosexuales, la instauración de un Estado laico en Costa Rica y la aprobación de la fertilización in vitro, en una colorida manifestación llamada “Marcha de los Invisibles”.

Lesbianas, gays, transexuales, heterosexuales y bisexuales recorrieron una céntrica avenida para culminar su protesta en el Congreso, donde hace dos semanas una comisión rechazó un proyecto que garantizaba derechos patrimoniales a los homosexuales.

“La moral es personal, los derechos humanos son universales”, rezaba una colorida manta que llevaban los manifestantes --más de 5,000 según los organizadores--, convocados tras la votación de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso.