•  |
  •  |
  • END

Georgia anunció ayer viernes la ruptura de relaciones diplomáticas con Moscú en plena respuesta rusa a las críticas y condenas procedentes del G-7, la OTAN o la Unión Europea.

“Sería bastante incómodo mantener relaciones diplomáticas” con Rusia, “cuando Rusia va a entablar relaciones diplomáticas con Osetia del Sur y Abjasia”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores georgiana, Eka Tkeshelashvili, durante una visita a Noruega.

El viceministro georgiano de Relaciones Exteriores, Grigol Vashadzé, dijo que “los diplomáticos rusos deben abandonar Georgia”, aunque ambos países mantendrán relaciones consulares hasta que Tiflis notifique oficialmente su decisión a Moscú.

Rusia respondió que este anuncio no ayudará a solventar la crisis desatada por la guerra de cinco días que ambos países libraron este mes.

“Lamentamos este paso del lado georgiano. No ayudará a las relaciones bilaterales”, dijo Andrei Nesterenko, el portavoz del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores, según la agencia Interfax.

El gesto de Tiflis se produce a tres días de la reunión que los presidentes y jefes de gobierno de la Unión Europea mantendrán en Bruselas, para reevaluar sus relaciones con Moscú tras los últimos acontecimientos.

“Esperemos que la razón se imponga a las emociones” en Bruselas, dijo Nesterenko.

Los líderes europeos deben “hallar la fuerza de rechazar la versión del conflicto de una de las partes y ofrecer una estimación independiente, objetiva y detallada de la situación y de sus causas”, estimó.

El portavoz se refería a la participación en el encuentro de una delegación georgiana encabezada por el primer ministro georgiano, Lado Gurgenidze.

¿UE sancionará a Rusia?
El ministro de Relaciones Exteriores francés, Bernard Kouchner, dijo que el bloque de 27 países estaba considerando imponer sanciones a Moscú, pero una fuente de la Presidencia de la UE, que este semestre ostenta Francia, dijo que todavía estaban en una “fase de diálogo” con Moscú, y no de “sanciones”.

Pase lo que pase el lunes, el viceprimer ministro ruso, Igor Sechin, dijo que no afectará al abastecimiento de gas y petróleo ruso a Europa.

“Incluso durante la guerra fría, sin tener en cuenta circunstancias políticas y de otro tipo, la Unión Soviética siempre atendió puntualmente sus obligaciones contractuales en el suministro de energía”, recordó Sechin, según Interfax, asegurando que Rusia “obrará según los mismos principios”.

En otro frente, la Cancillería rusa emitió una airada reacción a las críticas del grupo de siete países más industrializados (G7) por la decisión de Moscú de reconocer la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, y negó a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cualquier “derecho moral” a juzgarla.

El reconocimiento ruso de la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, las dos regiones georgianas aliadas de Moscú, contribuyó a incrementar la tensión diplomática.

El G7 sostuvo el miércoles que esta “decisión de Rusia pone en entredicho su compromiso con la paz y la seguridad en el Cáucaso”, y condenó “el excesivo uso de la fuerza militar por parte de Rusia y su continua ocupación de partes de Georgia”.

Finalmente, Osetia del Sur anunció que firmará la semana próxima un acuerdo para acoger bases militares rusas.

“El 2 de septiembre” se “firmará un acuerdo de cooperación interestatal y de despliegue de bases militares rusas en el territorio de Osetia del Sur”, dijo el vicepresidente del Parlamento suroseta, Tarzan Kokoiti.