•   Ciudad Barrios, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

"Celebramos 100 días que El Salvador ha tenido menos muertos", exclamó Borromeo Henríquez, 'El Diablito', en un emotivo acto organizado por la Mara Salvatrucha (MS-13) en una cárcel para honrar una tregua de su pandilla con la rival Mara 18 (M-18).

El convenio entre ambos grupos iniciado el 9 de marzo generó una disminución en el índice de homicidios en El Salvador, uno de los más altos del mundo, de 14 a cinco por día.

Bajo un toldo azul en la cancha de baloncesto del Centro Penal de Ciudad Barrios, 160 km al noreste de San Salvador, Henríquez presidió la jornada con otros líderes de la MS-13 que participaron en una misa a cargo del sacerdote Fabio Colindres, uno de intermediarios de la tregua.

"A cien días, los resultados altamente positivos que se han obtenido, vuelven incuestionable nuestra aseveración de que podemos ser parte de la solución, y que por tanto se nos deben de brindar las oportunidades para contribuir en la búsqueda de una solución definitiva", consignó un comunicado de la MS-13.

El pacto inició bajo la mediación de Colindres y el ex diputado y ex comandante guerrillero Raúl Mijango, lo que permitió salvar hasta la fecha unas 850 vidas, según estimaciones oficiales.

Con tatuajes en el cuerpo alusivos a la MS-13, los reclusos colocaron listones azul y blanco desde la entrada de las celdas hasta la cancha de baloncesto donde fue la misa e incluso hicieron lecturas litúrgicas.

En el sector norte del campo, en una pared en gigantes letras negras se lee: "Mara Salvatrucha". Ahí el sacerdote Colindres ofició la misa y les anunció: "He venido para animarlos (a) que sigan en esta lucha que están haciendo por el bien de los demás".

Algunos lucían las camisetas del Barcelona, otros, las del Real Madrid. Disciplinadamente escucharon a sus líderes en el marco de una jornada que se iba a extender a otros cinco centros penales donde permanecen recluidos poco más de 10.000 de sus miembros.

Tras la misa, 30 pandilleros que conforman los grupos de teatro "Juventud Opera" y "Juvenil Vencedores", dramatizaron la represión que la población salvadoreña vivió en las calles durante la guerra civil (1980-1992) y la persecución de la Policía.

La representación finalizó con una escena en la que un pandillero que salió de la cárcel busca infructuosamente trabajo, razón por la que vuelve a delinquir y de nuevo es enviado a presidio.

Al cierre de la jornada de este martes, Carlos Valladares, 'Snaider', otro líder de la MS-13, reiteró en conferencia de prensa su "voluntad" de mantener la tregua.

"Por nuestra parte, consideramos estar ya preparados para entrar en un proceso de diálogo que posibilite sentar las bases de una solución (a la violencia) seria, firme y duradera", destacó Valladares.

Snaider dijo que él y los demás integrantes esperan que la sociedad salvadoreña y el Estado tengan también disposición para participar en ese proceso.

La MS-13 rechazó una versión de que con la reducción de los homicidios aumentaron las desapariciones.

"Demandamos de las autoridades competentes un estudio más serio que aclare cuántos de esos desaparecidos han aparecido, ya sea vivos o muertos, en lo que va de este período", exigió Valladares.

El acto público ante la prensa cerró con el poema "Inspiración", en el que José Ramírez, pandillero con 10 años en prisión, narra el desprecio que la sociedad tiene sobre las pandillas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus