•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Esposas de policías realizaron este miércoles protestas callejeras en varias ciudades de Bolivia en reclamo por aumentos salariales para los uniformados y anunciaron que iniciarán une huelga de hambre, dijo una de las líderes de las protestas.

"Estamos reclamando, porque los sueldos son una miseria, estamos pidiendo que se acuartelen en todas las unidades a partir de hoy (miércoles) y la huelga de hambre de las esposas", dijo a un grupo de periodistas Guadalupe Cárdenas, líder de la Asociación de Esposas de Policías.

Un grupo de unas 20 esposas de policías se apostaron en las puertas de ingreso a un cuartel policial en La Paz para pedir a gritos a los uniformados "¡motín, motín, motín!".

Por el lugar apareció el presidente de la Asociación de Clases y Suboficiales de la Policía, sargento Edgar Ramos, quien dijo que "instruimos a todos los camaradas a no asistir a los aniversarios de la institución" como protesta.

En las ciudades de Oruro (sur), Cochabamba (centro), Potosí (suroeste) y Trinidad (noreste) se registraron marchas de esposas de policías y el anuncio del inicio de un ayuno voluntario.

Los uniformados no suelen manifestarse, pues una ley establece la baja definitiva en estos casos.

Los policías reclaman un salario mínimo de 2.000 bolivianos (unos 287 dólares y casi el 70% más de lo que reciben), la jubilación con el 100% de sus salarios y la anulación de una ley que les prohíbe hablar públicamente.

El ministro de Interior, Carlos Romero dijo que se analizan los reclamos de la tropa, pero que el Tesoro tiene limitaciones presupuestarias.