•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Paraguay Fernando Lugo anunció el miércoles la formación de un grupo especial de "civiles notables" que con apoyo de la OEA investigarán la matanza de campesinos y policías en la localidad de Curuguaty (sureste) el pasado viernes, que dejó como saldo 17 muertos.

El grupo especial "estará compuesto por referentes notables de la sociedad y contará con el apoyo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que ofrecerá un marco de garantía internacional al proceso que se va a desarrollar", señaló el jefe de Estado en conferencia de prensa.

En sus primeras declaraciones a la prensa tras la matanza, Lugo exhortó a los sectores políticos a dejar de lado los intentos de obtener rédito político de la situación. "Con esto todos perdimos, todos los habitantes de este bendito país", expresó el gobernante.

Según la versión policial, la matanza se produjo luego que campesinos armados agredieron a sangre fría a policías que habían ido a parlamentar con ellos antes de proceder al desalojo de una propiedad que los labriegos habían ocupado.

Siempre de acuerdo a esa versión, tras la agresión que costó la vida a seis de ellos los policías respondieron, matando a 11 campesinos.